Principales cambios en la Analítica Web en estos últimos años

Por
16 reacciones
16 Flares 16 Flares ×

La analítica parece la disciplina online que está en boca de todos. Ha pasado de ser de la friki con gafas de la fila de atrás a esa amiga de vista que se ha desarrollado extraordinariamente bien durante el verano y que ahora todo el mundo quiere conocer.

¿Pero qué ha cambiado exactamente?

1. Mainstream

Venía de antes, pero la analítica se ha vuelto mainstream. Se ofrecen masters específicos, es uno de los perfiles más demandados, empiezan a salir gurús hasta debajo de las piedras… lo que pasa siempre con las modas.

Vaya, que lo de analista tiene futuro, y este año se ha hecho evidente. Esta temporada se lleva el analista web con estampado militar y tachuelas.

En nuestro análisis de plataformas de enseñanza online la analítica tenía un peso importante.

2. La privacidad y la batalla por las cookies

A principios del 2012 empezó un espectacular aumento del not provided, y a lo largo de los meses hemos comprobado cómo se levantaba cierta polémica en torno a la privacidad de los usuarios y el uso de las cookies.

Esto es el final de una larga cola de polémicas en torno a la privacidad en Internet que vienen inundando la opinión pública desde hace unos años.

No lo llegaremos a ver este año, pero es posible que este asunto traiga cola y nos lleve a plantearnos la analítica de forma distinta. El not provided ya nos ha obligado en cierta manera a dar algunos pasos en esa dirección.

Sino, recordad el escándalo que se armó en Noruega este verano.

3. El énfasis en los datos accionables

Aunque en sus primeros pasos esta disciplina se centró en las métricas más obvias (¿Suben mis visitas? ¿Vendo más?), ahora los datos accionables son los reyes del mambo.

Embudos multicanal, comportamiento por fuente de tráfico y dispositivo, rebote de las landing pages… lo importante es obtener el dato que nos diga qué hay que optimizar, cuál es el siguiente paso a seguir. El problema es la cantidad de datos de los que disponemos, que en semejante cantidad pueden hacernos perder el foco y el objetivo.

No nos olvidemos también de los datos cualitativos: la facilidad para obtener feedback de usuario es cada vez mayor, y nos puede aportar un punto de vista con el que complementar los datos cuantitativos a los que ya estamos acostumbrados.

Para ti, ¿cuáles son los mayores cambios de la Analítica Web en los últimos años?