Cómo hacer guest blogging sin matar tu web a penalizaciones

¿Crees que el guest blogging es la solución a todos tus problemas? El guest blogging no es la panacea, pero es útil si sabes utilizarlo. Te explicamos cómo.
Por
Separador

A qué llamamos Guest Blogging

El Guest Blogging es la táctica que consiste en que un guest blogger (bloguero invitado, literalmente) realiza artículos en un blog que no es suyo como invitado.

Por ejemplo, tienes un blog de nicho sobre coches antiguos con un público pequeño pero fiel, y como tienes un amigo con un blog genérico sobre motor, decides poner un artículo en su web bastante genérico sobre coches antiguos, de forma que él aporte valor a sus seguidores y tú consigas visibilidad mediante su blog.

¿Por qué el Guest Blogging mola mogollón?

Pues porque puede ser beneficioso para ambas partes y para el usuario, darte repercusión como autor, ampliar tu comunidad en Social Media y tráfico SEO y de referencia.

Al ser un post tuyo, puedes poner algún link a tu página, a tu empresa o a tu perfil de forma que sea totalmente relevante con lo que estás diciendo y que aporte mayor información al lector.

¿Por qué el Guest Blogging puede costarnos una penalización?

Porque como casi todo lo que es bueno y puro en esta vida, los SEOs (no todos, solo los que no molan y huelen un poco a 1997) lo han utilizado de forma sistemática y en algunos casos han conseguido que un guest post solo se realice por el enlace, de forma que no te preocupa ni el valor que aportas, ni el blog en el que escribes, ni básicamente nada más allá del link que quieres poner.

Y como eso a Google no le gusta, se ha dedicado de forma bastante activa a penalizar a redes de guest blogging y autores que lo practican de esta forma. Incluso en algunas ocasiones to apunta a que pueden haberse excedido.

En este vídeo veis como Matt Cutts dice algo que puede parecer obvio pero no lo es: Si va a escribir en tu blog un tío con reputación, con conocimientos y que aporte, adelante. El problema es cuando gente que solo quiere el beneficio SEO empieza a escribirte, utiliza el mismo artículo varias veces manteniéndolo igual o con distintas variaciones o externaliza su creación solo para meter el link, entonces no.

Así que cuando hagas guest blogging o te lo ofrezcan, piensa: ¿Ofrece un valor inestimable para la audiencia? Si la respuesta es sí, ve a por ello, si tienes la más mínima duda, no lo hagas. E incluso si lo haces, baraja poner los links del guest post como nofollow como medida de precaución en cuanto veas algo sospechoso.

¿Cómo hacer guest blogging y quedar guay con Google?

Aunque sabemos que Google no es infalible y que ya se ha equivocado antes, lo mejor es mantenernos lejos de su radar. Para ello puedes seguir estos consejos:

  • Huye de las redes de Guest Blogging. Ya sabes, esas comunidades que te proponen conocer gente con blogs para que podáis escribir en el del otro y “aportar más valor a vuestra comunidad”. Si no los han penalizado aún seguramente es porque aún son demasiado pequeños.
  • Utiliza tu mejor contenido en tus guest posts. Si vas a escribir para otros, dalo todo. No utilices artículos previos, no hagas refritos. Eso puede estar bien para tu blog, en el de otro es una falta de respeto y puede costarte un disgusto.
  • Cuida tu reputación y espera lo mismo de los demás: Si cuidas qué escribes y dónde apareces y exijes esa máxima a los demás, nunca tendrás spammers en tu blog ni serás confundido con uno.
  • No pienses en el SEO: El alcance y marca que te pueden dar aparecer en un medio importante es más valiosos que el potencial SEO. No insistas en colocar enlaces si no vienen a cuento.
  • Cuidado con los links: Si decides poner un enlace, que sea relevante y coherente, ya sea a tu empresa, a tu bio o a otro artículo. En este sentido la mejor forma de aportar valor es, mediante links, aumentar la información sobre puntos concretos del post. Si uno de esos links va a un artículo de tu blog, no por ello deja de ser relevante y útil. Hagas lo que hagas, no pongas el texto de enlace pensando en el SEO.
  • No lo hagas de forma sistemática: Si necesitas links, haz algo relevante que te consiga atención de terceros. Si eres incapaz de hacer eso, dudo que seas capaz de aportar valor mediante artículos a una gran cantidad de sitios relevantes.
  • Escribe para los mejores: Si vas a hacer guest blogging, apunta alto. Si empiezas a hacer posts en blogs de tercera regional porque son los únicos en los que puedes aparecer, es que lo estás haciendo mal. Mejor cuida tu reputación, aporta valor, y espera a tener capacidad para escribir en sitios más potentes.

¿Sigues con dudas? Mírate este post de problogger donde previeron la penalización de los sitios de guest blogging.

El guest blogging es una forma genial de ganar relevancia, visibilidad e incluso valor SEO, pero como norma, busca siempre crear posts que, sin el link, también te beneficiasen. Si consigues eso, no tendrás nada que temer.

Si te interesa el tema del guest blogging, mira mira:
Reglas para un buen guest blogging
10 razones por las que hacer guest blogging

Línea de separación
Bruno Rodriguez Armesto Geek & Gamer. Me gusta aprender, comer, viajar y dormir. Friki de Internet y la cultura digital. AW/SEO/UX. También estoy en mi blog, bruroar.com donde hablo de Internet.