Diferencias SEO 2011 y SEO 2012 y lo que nos espera…

El mundo del SEO se ha transformado completamente en apenas un año. ¿Cómo se hace SEO en 2012, y qué diferencias hay con respecto al año pasado?
Por
57 reacciones
57 Flares 57 Flares ×

Cuidado con los links

Entre Panda y Penguin la están liando parda. Ahora hay que tener mucho ojo con el perfil de links: Antes algunos no valían, ahora los links de sitios de poca confianza pueden reducir el valor del conjunto, o incluso podemos ver a nuestra página penalizada.

El truco es no volverse loco si uno es natural, pero sospechar si se detecta un mal patrón o incluso un intento de sabotaje en el perfil de links.

Las redes sociales mandan

Las redes sociales y el SEO son como uña y carne. Que una cuenta importante tuitee tu URL no sólo te va a conseguir una enorme cantidad de branding y de tráfico de referencia, sino que puede mejorar nuestros rankings una barbaridad.

Es más, si se empiezan a generar enlaces artificiales y no se percibe un eco social, es posible que Google lo interprete como una falta de naturalidad.

Cuida el on-site

La optimización de la web vuelve a ser el centro del trabajo SEO puro y duro. El off-site requiere contenidos, PR y ser un tío majete.

Por ejemplo, si el año pasado intentábamos incluir una palabra lo máximo posible siempre que fuese sintácticamente posible, ahora se penaliza el KW stuffing de forma severa. No hay que tener miedo de que una palabra aparezca muchas veces si tiene sentido, pero no conviene forzarlo.

Como recurso, puedes echar un ojo a esta guía sobre cómo hacer un análisis on-site legendario.

Menos anuncios

Desde enero tenemos Page Layout que penaliza a las páginas con demasiados anuncios. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y buscar formas de incluir publicidad sin molestar al usuario, al menos en el above the fold.

Menos peso del dominio

Hemos visto como la importancia de la coincidencia del nombre del dominio es cada vez menos importante. Si quieres tener una página de éxito, lo mejor es pensar en nombres breves y fáciles de recordar.

¿Qué conclusión podemos sacar?

Si tenemos que quedarnos con algo, sería en el usuario. Que el contenido es fundamental lleva siendo una máxima ya varios años, pero cada vez se hace más factible hacer un SEO compatible con ello.

Que Google penalice la sobreoptimización, los textos, los anuncios… y premie cada vez más la relevancia social y la interacción del usuario son buenos indicadores. Vamos en buena dirección, y el SEO va a ir cada vez más acerca de que el usuario nos quiera.

Parece que el SEO se conforma como un pilar del inbound marketing, más que como una disciplina autosuficiente en sí misma, lo cual me parece perfecto.