El contenido no es el rey

¿El contenido es el rey? ¿Pero entonces dónde dejamos al usuario? Nuestra estrategia debe girar en torno al usuario, siempre, y para alcanzar al internauta actual no vale con crear un gran contenido (que sea diferente, único y aporte valor) sino que además hay que lograr hacérselo llegar. ¿Qué factores influyen?
Por
Separador

El contenido es el rey: Últimamente no dejamos de escuchar esa frase. Incluso en algunas variaciones le escogen un consorte, que puede ser la velocidad de carga, el usuario, o cualquier otro atributo que quieras destacar en ese momento.

En primer lugar: El usuario es el rey. El contenido es el cebo que va a atraerle, pero él es el rey, porque es el que manda. Así que en los factores que a nosotros respecta, quizás el más importante sea la experiencia de usuario, con el contenido incluido en el conjunto.

Pero revisando una antigua charla de TED, me ha venido a la mente que quizás no lo sea todo. Quizás el contenido, la experiencia de usuario o como elijamos llamarlo sea un factor crucial, pero no definitivo de nuestro éxito.

El contenido no lo es todo

content is king automotive seo 219x300 El contenido no es el reyEl contenido es fundamental.

Sin un buen contenido, en el sentido más amplio de la palabra, es realmente difícil conseguir visitas. Pueden ser unos textos buenísimos, un gran precio, contenido multimedia apabullante, responder a preguntas que no se tratan en otro lugar, o simplemente que eres una persona relevante en un ámbito o con una opinión popular o interesante.

Sea lo que fuere, si no hay contenido que atraiga a tus usuarios, no vas a captar ni a retener visitas. En el pasado nos quedaba la opción del SEO aprovechándonos del algoritmo de Google, pero hoy en día esto cada vez es más difícil e impredecible.

Ahora bien, el contenido es necesario, pero no lo es todo. El rey es el usuario.

Creadores de tendencias y comunidades y efecto sorpresa

En primer lugar, para que un buen contenido llegue a la gente tiene que ser difundido por personas relevantes, cuyas opiniones vayan a ser escuchadas y tenidas en cuenta por un gran número de personas. Es lo que en el vídeo llaman creadores de tendencia, pero también podríamos utilizar el término influencer.

Cuando uno de estos influencers difunde un mensaje, tiene un alcance espectacular; si el contenido es bueno y se viraliza por sí mismo, el trabajo ya está hecho, si no, esta inercia inicial no se mantiene y no sirve de nada.

Asimismo, resulta básico que los usuarios se sientan implicados y tomen parte para que difundan una idea: El megahit “Call me maybe” se hizo famoso por un tweet de Justin Bieber y por las múltiples variantes que surgieron después. Conseguir notoriedad en una comunidad online o un nicho concreto puede hacer que una idea gane relevancia y riqueza hasta que desborda sus fronteras, que es lo que suele pasar en incubadoras de memes como 4chan o forocoches, por citar dos ejemplos.

En definitiva, el sentimiento de comunidad es esencial.

amish El contenido no es el rey

¿Y ahora qué hago?

Si ya has creado un contenido excepcional y único, que sorprenda, reserva parte de tus energías para encontrar una caja de resonancia que pueda amplificarlo.

Una práctica común entre agencias y marcas es seleccionar influenciadores y buscar su participación activa en la viralización de determinadas campañas, pero si no lo ves factible, tienes miles de pequeñas comunidades que son una auténtica locura y pueden dar esa energía que una idea necesita para llegar a la psique colectiva, eso sí, siempre que no sea una más.

Para más ejemplos de contenido, nichos aburridos con contenido de calidad.

Línea de separación
Bruno Rodriguez Armesto Geek & Gamer. Me gusta aprender, comer, viajar y dormir. Friki de Internet y la cultura digital. AW/SEO/UX. También estoy en mi blog, bruroar.com donde hablo de Internet.