10 secretos de una gran estrategia de contenidos

Una estrategia de contenidos permite saber por qué, qué, para quién, cómo, dónde, cuándo vamos a crear contenidos. ¿Quieres conocer el secreto de una?
Por
414 reacciones
414 Flares 414 Flares ×

En el entorno online, una estrategia de contenidos sirve para determinar qué valor vamos a aportar a nuestros usuarios, a través de qué canales, en qué formatos y en qué tiempos.

Una buena estrategia de contenidos debe contener información sobre el público al que va dirigida, el calendario, qué temáticas se van a tratar, con qué tono, en qué formato y a través de qué canales.

¿Pero qué diferencia una estrategia de contenidos de una GRAN estrategia de contenidos? Estos 10 trucos pueden darte una pista de ello:

1. Tiene un objetivo

Una buena estrategia de contenidos está enfocada a los objetivos que tienes tú o tu organización. ¿Quieres ventas, branding, visitas?

Es más fácil desarrollar una estrategia de contenidos si tenemos muy claro cuál es el objetivo: No todos los tipos de contenido ni todos los canales son óptimos para la consecución de un objetivo.

Por ejemplo, whitepapers o e-books pueden ser geniales para la generación de bases de datos de e-mails, es decir, leads y conversiones. Sin embargo, si preferimos aumentar el tráfico en vez de los leads, quizás sea preferible trabajar con infografías, vídeo y contenido gratuito que permita generar links y mejorar el SEO del dominio.

2. Va dirigida a un target

Hazte preguntas sobre tu público: ¿Dónde está? ¿Qué edad tiene? ¿Qué le interesa? ¿Cómo encuentra tu contenido?

Una vez tengas esa información, crea personas. Una persona es una figura que te permite desarrollar de forma más sencilla tus contenidos, tanto en el plano estratégico como en el desarrollo del plan en el día a día, centrándolos en un perfil con nombre, apellidos, gustos concretos y que consume un tipo de información a través de unos canales determinados.

3. Tu contenido es variado

Aunque tu estrategia de contenidos esté basada en uno o dos conceptos, siempre hay varias formas de expresarlos.

Aunque sólo trabajes el formato post, y una sola temática, puedes hacer recopilatorios, guías, casos de éxito… y así hasta el infinito. Nunca seas plano, no aburras a tu audiencia, no seas predecible. Es imposible crecer sin la capacidad de sorprender a tu usuario constantemente. Es como un matrimonio.

4. Es contenido actual

Debes aprovechar las oportunidades que surgen en tu día a día para conseguir que tus contenidos logren un mayor impacto.

Fíjate en la serie que está de moda, el trending topic del día, un acontecimiento importante… da igual que sean los “10 consejos que te puede enseñar Breaking Bad sobre X” o crear un vídeo sobre tu sector imitando el último videoclip de Miley Cyrus. Cuando un acontecimiento se pone en el eje de internet, aprovecharlo para un contenido concreto puede catapultarlo a la cima.

1175549 10151882506049610 1150620121 n 10 secretos de una gran estrategia de contenidos

Por ejemplo, en Socialmood estamos siempre atentos al próximo speech de Ana Botella. Son una fuente inagotable de contenidos.

5. Es único

Dentro de toda la variedad que des a tu contenido, hazlo único.

Ten claro quién eres y qué te diferencia de los demás, y después, plásmalo en tus contenidos, de forma que nadie más pueda hacerlos, porque no hay nadie como tú. Este punto es el que en última instancia diferenciará una buena estrategia de contenidos de una mediocre: una buena estrategia de contenidos es única porque no puede ser de nadie más. Y si tú molas, tu estrategia de contenidos molará también.

6. Está enfocada en el usuario

Que tu contenido sea único no signifique que hable solo de ti.

A nadie le gusta las personas o las marcas que hablan solo de sí mismas. Tu usuario quiere saber qué tienes para él: ofrécele conocimiento, diversión, información, entretenimiento… pero ofrécele algo. Si no va a sacar nada de provecho de tu contenido, es que no sirve.

7. Hay un Call to Action

Cuando creas contenidos para un público, tu intención es llegar al máximo de usuarios y luego… ¿qué? ¿Que te compren algo? ¿Captar talento? ¿Captar BBDD?

Deja muy claro qué quieres que haga tu usuario cuando consuma un contenido que has creado. Por ejemplo, si quieres ampliar tu Base de Datos puedes ofrecer un contenido adicional que aporte valor que requiera su e-mail al final de un post o cuando ha hecho scroll en un contenido. La gente tiene que saber qué hacer tras consumir tus contenidos, y para ello hay que saber crear un buen Call to Action.

8. Copia

Copia a todos los que lo hagan mejor que tú.

No copies solo a uno, copia tanto como puedas a todos los que puedas. No te olvides de tener claro quién eres para poder generar tu propia visión de un contenido, pero no tiene sentido querer inventar algo rompedor cuando puedes adaptar cosas que ya están inventadas y te va a ahorrar esfuerzo.

Copia. Copia a los de tu industria y a los de otras, adapta buenos posts a infografías, bebe de los informes que publican otras marcas en otros países… y cada vez que lo hagas, intenta mejorar lo que ya hay.

9. Pruebas cosas nuevas

Puedes recibir 10 e-mails al día diciéndote que ojalá tuvieras un canal de youtube -y si es así, ¡hazlo!- pero no es lo normal tener usuarios tan proactivos. Lo ideal es que la idea de crear un canal de Youtube, de añadir nuevos formatos de posts, de generar infografías, de hacer concursos en Facebook… surja de ti tras investigar a tu audiencia y a la competencia. Márcate unos objetivos, y si no los cumples, puedes descontinuar esa línea de actuación, pero inténtalo.

Solo innovando -y esto incluye copiar ideas que no estés aplicando en este momento- podrás dar con nuevas fórmulas que funcionen. Si no, estarás condenado a un crecimiento plano o residual.

10. Aplicar la regla 70/20/10

La regla 70/20/10 es sencilla: Invierte el 70% de tus recursos en hacer aquello que sabes que funciona y te da sostenibilidad (publicaciones de facebook, posts, tuits, etc.), el 20% de tus esfuerzos en generar un contenido de mayor valor (un e-book, un vídeo, un concurso, un evento) y un 10% del tiempo a experimentar.

Pon en acción tu capacidad para el pensamiento lateral, la creatividad y la imaginación. Haz el ridículo, haz cosas que sepas que van a fallar, ponte a prueba, diviértete.

Extra: Mide

Que el marketing de contenidos sea divertido no significa que sea como una tarde en una piscina de bolas.

Tienes que medir todo lo que hagas con los objetivos de tu estrategia. Elimina o para lo que no funciona, y sigue midiendo para descubrir qué está funcionando. La mayoría de las veces no es difícil hacerlo bien, sino reconocer cuándo lo estás haciendo bien y cuándo no.

Si consigues incorporar estos 10+1 puntos a tu estrategia de contenidos conseguirás unos resultados que serán la envidia de tu sector, ¡pero no te relajes! Si llegas a ser líder copiar va a ser más difícil, así que si llegas allí, recuerda sorprender a tu usuario todos los días.

Y si después de esto quieres que te echemos una mano con tu estrategia de contenidos, ¡escríbenos! estaremos encantados de ayudarte.