SEO: ¿Tiene sentido?

Últimamente me preocupa la cantidad de gente que me dice que el SEO está muerto o que el SEO no tiene futuro. Pero me preocupa también la gente que dice que el SEO es el futuro. Ni tanto ni tan calvo.
Por
17 reacciones
Separador
17 Flares 17 Flares ×

El SEO está en crisis. Igual que nuestro país, el mundo, algunas parejas y mucha gente que ronda los 40.

Me gusta recordar que el SEO existía antes de Google, y que posiblemente existirá después, pero la manera en la que funciona ha variado enormemente.

abuela SEO: ¿Tiene sentido?

Si no eres capaz de explicarle tu estrategia de SEO a ella, puede que no estés haciendo las cosas bien.

¿Cuánto hemos cambiado?

El otro día leí un post sobre cómo los contenidos eran el nuevo SEO (recomendado totalmente), pero me parece que el artículo lleva al engaño. ¿Por qué los contenidos no van a ser SEO? ¿Por qué no podemos ser amigos?

Es importante que todo el mundo entienda que cada vez menos el SEO trata de sacrificar una cabra para que Google nos ponga en primera posición. O lo que viene siendo lo mismo, el SEO no trata de tecnicismos ni de largas noches programando a oscuras ni de patrones escalables, naturalidad y semántica.

El SEO trata sobre el amor. En serio, no bromeo.
El SEO debería de tratar de temas que tu abuelita pueda entender.

Es hacer que tus clientes te quieran, quieran a tus productos, tus contenidos, tu marca, y por el proceso, que los buscadores se den cuenta de ello. Es generar un valor entendible para cualquiera.

Decimos que el marketing de contenidos es amor, pero el SEO también debe serlo, debe saber integrarse con otras disciplinas y generar un valor real.

Por tanto, ¿el SEO está muerto o es el futuro?

Creo que mientras los buscadores sigan teniendo sentido, el SEO será básico para ser competitivo, sobre todo en determinadas ligas. Sin embargo, una determinada forma de entender el SEO, como una disciplina compleja reservada a unos pocos, también está en vías de extinción.

¿Se integrará el SEO con el marketing de contenidos o el Inbound Marketing? ¿Cambiará el nombre que le damos a la disciplina?

Es demasiado pronto para responder a estas preguntas, pero todo parece indicar que a medida que los buscadores se hacen más eficaces identificando el contenido de valor, la ayuda humana a los navegadores se hace necesaria, y pasa a ser sustituida por personas que sepan dar valor a los contenidos que crean, más que hacer ver a Google que es así.