3 trucos rápidos en Google Analytics

3 trucos sencillos de Google Analytics que te permitirán obtener victorias rápidas en tu batalla diaria contra la analítica web
Por
Separador

Google Analytics es un mundo. Salvo que te pases el día sumergido en la herramienta, es muy posible que continuamente estés descubriendo nuevas funcionalidades, formas de hacer las cosas más rápido y aspectos que no sabías que existían.

E incluso si pasas el día con la cabeza metida en los datos, Google te mantendrá ocupado añadiendo nuevas opciones y haciendo cambios en los menús, cómo interpreta los datos, etc.

De hecho, aquí tienes 3 trucos de Google Analytics que te pueden ayudar a obtener esa información para multiplicar por mil tus resultados. Y aunque los conozcas, siempre viene bien recordar que los tienes a mano y te dan información más que relevante sin tener que crear 50 segmentos:

In-page Analytics

Esta modalidad te permite ver directamente sobre tu web dónde hacen clic tus usuarios. Ideal para ordenar los elementos de un menú o ver el rendimiento de ese banner nuevo.

Dónde: Comportamiento > Analítica de página

Pero ojo, porque no es una mapa de calor como tal, solo es una representación visual del flujo de los visitantes. Es decir, si tienes 2 enlaces a la misma página, no tendrás el porcentaje de clics sobre cada links, sino el número de usuarios que van de esa página a la de destino. Es decir, los dos botones te mostrarán la misma tasa de clic, aunque podría ser que la gente solo esté clicando en uno. Para diferenciarlo sin utilizar otros programas puedes etiquetar el tráfico de una de ellas con Google URL builder para, por ejemplo, indicar que ese tráfico viene de el enlace nº 2. Es un poco lío y recomiendo otras opciones, pero bueno, puede hacerse.

Lo mismo pasa para los links que vayan a páginas exteriores, que al no tener vuestro código de analytics, no se podrán medir. Se podría hacer algún apaño generando un evento -pero no podríamos verlo en la opción de analítica de página- o enlazando a una página interna que redirija -lo que es una cutrada con mayúsculas-. En ambos casos recomiendo tirar de herramientas de clickstream si de verdad es algo prioritario.

Si realmente quieres datos más fiables y no tener que estar etiquetando enlaces y trackeando eventos, tira de Crazyegg, una herramienta de clickstream que mola un huevo.

Lenguaje y país

Vale, tienes tu web en Español, porque es lo normal, inglés, porque es internacional, y alemán, porque la Merkel es lo más y es que todo el mundo sabe que Alemania es el futuro.
¿Pero te has detenido a revisar esos datos? ¿Has evaluado si conviene considerar algún idioma adicional?

Dónde: Público > Información geográfica

Es conveniente que revises la procedencia de tráfico por idioma y por país, y también que evalúes el número de conversiones que consigues de cada uno. A lo mejor te visitan 10 rusos, pero los 10 compran. Si es así mete pasta en SEM, y si se confirma la hipótesis, traducción al canto.

Descartar que sea necesario nuevas traducciones, evaluar el rendimiento de las actuales (mediante el rebote de cada uno) e incluso detectar nuevas oportunidades de negocio en mercados de latinoamérica bien merecen la pena.

Además, este menú te permite identificar información valiosa y curiosa, como el número de personas que te han visitado desde la prefectura de Okayama.

Uso móvil

Internet móvil es la tendencia del 2014. Pero lo lleva siendo desde el 2007, así que en realidad da un poco igual. Lo único que te tiene que importar es si los datos te dicen si tienes que destinar presupuesto y esfuerzo en ella, y eso es bastante sencillo de comprobar.

Dónde: Público > Móvil

En este sentido nos interesarán 3 cosas:

  1. ¿Cuántas visitas me llegan desde móviles? Si te está llegando un 1% de tu tráfico, pasa de tendencias y musts del 2014. No necesitas invertir en móvil. Sin embargo, si este número representa un porcentaje importante de tu tráfico, deberías plantearte cuidarlo.
  2. ¿Cómo es su experiencia? Revisa el porcentaje de rebote por dispositivo. Es normal que en tablet y móvil sea algo mayor, pero si ves un gran aumento puede significar que tu web ofrece una experiencia peor en móvil y tablet.
  3. ¿Cómo convierten? Al final lo que buscas son resultados y ver gracias a quién estás pagando el alquiler, y tienes que invertir en los que convierten. Revisa la conversión por dispositivo y optimiza móvil solo si ves una tendencia de compra que podría mejorar mucho poniéndole cariño. Si el usuario no te está convirtiendo absolutamente nada no vas a obrar un milagro con una adaptación móvil.

En definitiva, son cosas que puedes no saber si estás empezando o que puedes obviar si eres un habitual de analytics, y que sin embargo pueden aportar un feedback más valioso para el cliente que 100 segmentos avanzados.

Línea de separación
Bruno Rodriguez Armesto Geek and gamer. Love to learn, eat and sleep. Freak of Digital Culture and the Internet. Inbound Marketer. SEO Manager @ @Thundermetric. Usyd student.