10 consejos para ser la marca perfecta en redes sociales

¡Quiero estar en redes sociales! Esto, es lo primero que suele pensar una marca cuando toma la iniciativa de empezar a estar en todo este gran entramado. Pero… ¿En qué redes sociales quieres estar? ¡En todas! ¡En todas!. Este es el primer error, el no evaluar qué red o redes sociales son las adecuadas para el objetivo que quieras conseguir. ¿Qué hay un objetivo? Por supuesto que lo hay… ¿Conseguir más usuarios? ¿Crear comunidad? ¿Branding? ¿Incrementar las ventas? Está claro que sea cual sea el objetivo por el que una marca quiere estar presente en redes sociales, antes de nada, se debe estudiar muchísimo el tipo de red en la que quiere estar.

Los consumidores son cada vez más activos en redes sociales, y ésto hace que las marcas hayan encontrado una vía publicitaria mucho más cercana para dar a conocer sus productos. Sin embargo aunque en principio parece sencillo tener presencia en dichas redes, no es todo tan fácil como lo pintan, ni tan obvio realizar buenas prácticas para conseguir tener una mayor efectividad. Pero… ¿Por qué es tan importante tener una buena imagen y hacerlo bien en redes sociales? ¿Cómo ha de ser la marca perfecta en redes sociales? ¿Cuál es su perfil?

1. ¡He de estar absolutamente Inlove!

Ten en cuenta que una marca tiene muy poco tiempo para mostrar un impacto que haga que te enamores de ella y le sigas. Personalmente no me gusta seguir a cualquier marca, y cuando lo hago, es porque me identifico con ella, con su filosofía y con el tipo de publicaciones que hace en redes sociales. Una marca ha de ser directa, hablar de tú a tú, y que sobre todo se note que ha puesto un extra de mimo y una pizca de cariño e interés en lo que hace. Que no hable de su libro continuamente, sino que se preocupe en crear interacción para crear una comunidad.

2. ¡Hola…hola, involúcrame!

Es importante que esa marca de la que te estás enamorando empiece a crear un vínculo contigo. Que sea como ese chico o chica que te gusta y que estás deseando verle pasar. No hay nada mejor que crear una necesidad a esa persona, para que necesite ver una publicación tuya ya, y hacer acciones ad-hoc para él. ¿Por qué no, una promoción específica en cada una de las redes sociales? Con un simple gesto como éste, las personas que forman parte de la comunidad de una marca, se sentirán únicas.

3. El contenido, importa y mucho

Importa el contenido que una marca muestra a sus fans o seguidores. Ten en cuenta que éste sea atractivo, visual, impactante, llamativo y sobre todo que sea un contenido que pueda llegar a ser viral. Me gustan las marcas que publican consejos, trucos y pequeños detalles para maximizar el valor que ofrecen. Aportan un puntito más de interés que otras marcas que solo hablan de ellas y de sus productos y todas las maravillas que rodea su entorno. Ten en cuenta que en cada red social se ha de publicar un tipo de contenido diferente, ya que los usuarios también lo son. Y por favor… ¡No programes el mismo tipo de mensaje para todas las redes sociales! Cada mensaje ha de ser diferente porque tu público también lo es.

4. Cercanía, mucho más importante de lo que piensas

No te imaginas lo que ganarían muchas marcas si fueran más cercanas a sus seguidores. No sé a vosotros, pero a mi me sienta fatal cuando sigo a una marca que tiene varias personalidades y varias formas de lenguaje en una misma red social. ¡Primer error! Si apuestas por el tú a tú de manera directa, continúa con él. No hay nada peor, que tener varias caras. Hay muchas marcas que lo hacen bien, y seguro que puedes mirar y aprender de ellas, poniendo siempre ese punto extra de personalidad: Tu personalidad propia y tu cariño por hacer las cosas. Que te reconozcan por tu lenguaje, por la forma que tienes de tratar a tus seguidores y por el servicio que les das. No te olvides nunca que una red social es un escaparate y sobre todo, una forma de atención al cliente.

5. Estar por estar en todas las redes sociales…¡Error!

Es fundamental que se establezca un plan estratégico donde se detalle el porqué de estar en cada red social. Las marcas no tienen porqué estar en todas, solo en aquellas que consideren que es donde está su público. Una vez lo determinen, es esencial que apueste por esas. De nada sirve estar en todas las redes sociales por estar, para subir simplemente estados y luego dejarlas prácticamente abandonadas. Es preferible que una marca tenga un perfil sólido y construido en una red social que estar en 4 y que todas ellas estén desactualizadas y abandonadas. Ten en cuenta que es una carta de presentación, y que la impresión que has de dar a cada uno de tus seguidores ha de ser buena. Mejor poco y bien, que mucho y mal.

6. Las redes sociales sirven para mucho más

Está claro que las redes sociales son un escaparate para ti, pero sirven para conseguir otros fines. Muchas veces no se explota todo este potencial, pero los medios sociales son una vía perfecta para analizar a cada uno de las personas y conseguir un poquito más de ellas. Una opción puede ser la suscripción vía email, donde se pueden hacer promociones en las que para participar, cada uno de ellos tenga que introducir su email. Éste simple gesto es un paso más para conocer a cada una de las personas que está ahí. Y puede ser otra vía para ofrecerles promociones, ofertas y descuentos, o también para pedirles opinión sobre nuevos lanzamientos y otros productos.

7. ¡Estoy aquí! ¡Escúchame!

No pases de mi, estoy aquí y no me escuchas, solo me cuentas cosas que no me interesan, así que dejo de seguirte… Seguramente a más de uno os haya pasado esto ¿verdad? Preguntas a una marca algo, y nunca obtienes respuesta. Preocúpate por ellos, ¿qué quieren? ¿qué inquietudes tienen?, Pregunta, es así de fácil. No hay nada mejor para saber qué está buscando alguien que preguntarle qué necesita, y esto es toda una oportunidad frente a la competencia. Cuando más alineada esté una marca con sus seguidores, más viralidad tendrá de ellos y más comprometidos estarán. Es fundamental que tu comunidad se involucre y que participe.

8. Si, como todo… ¡Hay que analizar lo que se hace!

Además de tener un seguimiento de las publicaciones, es fundamental que se analice qué es lo que funciona y qué no. Esto nos sirve para ser más eficientes y sobre todo para conseguir una mayor difusión. Por ello, una marca debe analizar todo antes de tomar decisiones. Horas de publicación, tipos de publicaciones y sobre todo reflexionar para sacar conclusiones.

9. El blog, algo fundamental

No se trata de hablar con publicaciones extremadamente largas e infumables. Que de ese tipo de publicaciones he visto unas cuantas. Si la marca considera que un muro o una actualización le es poco para contar todo lo que tiene que decir a sus seguidores… ¿Por qué no, abrir un blog? Es otro medio que puede difundir a través de sus redes sociales, y donde además puede dar contenidos de interés a comunidad que pueden ser compartidos y viralizados tanto por ellos como por otros blogs. El blog sin duda es otro escaparate más dentro de este entramado social, que es perfecto para establecer un vínculo entre el usuario y la marca, que puede servirle para amplificar su mensaje.

10. El camino es largo, solo tienes que andarlo

Está claro que nadie es perfecto, pero que si se quiere y se pone interés seguro que se puede dar mucho más. Como todo, hay que poner cariño en lo que se hace, el camino no es fácil, pero si se construye poco a poco seguro que lo que recibes es mucho más que lo que das.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post