4 preguntas que debemos hacernos antes de empezar en
redes sociales

No cabe duda alguna, la consigna es clara: hay que estar en las redes porque ahí están nuestros clientes. … pero también tenemos otras realidades.

La realidad que nos lleva a conformar nuestras redes con profesionales similares a nosotros, de los que aprendemos y con los que nos retroalimentamos y la realidad que mantiene a la pequeña y mediana empresa fuera de las redes por temor y falta de propuestas innovadoras y eficientes.

Resulta evidente que a medida que avanzamos por el ciclo de maduración de éste fenómeno 2.0, nos damos cuenta de la importancia que tiene interactuar en equilibrio como prosumidores que somos todos los que transitamos por la red.

Es indispensable estar en las redes porque igual van a hablar de nuestra marca y es indispensable alcanzar una influencia porque es ésta hoy, quien nos abre las puertas del crecimiento.

Es por ello que, a fin de lograr que el salto esté asegurado y nuestra reputación no sufra menoscabo, nos lanzamos al análisis de las 4  preguntas que debemos hacernos antes de dar el salto al universo social.

¿Qué, quien, por qué y cuando? siguen siendo los cimientos de cualquier estrategia. Conocer a quién te diriges, qué puedes entregarle, por qué debe interesarle y cuándo llega tu público objetivo a tu marca, es indispensable para una buena estrategia.

¿Cuál es el horizonte temporal más real?  Avanzamos hacia un modelo productivo basado en la empresa construida desde el emprendimiento, las necesidades de los clientes son tan variables como dinámica es la información que circula por ellas y fácil es el acceso. Debemos tener en cuenta que una estrategia de marketing en los Social Media no es un tema pensado para un horizonte temporal de corto plazo. ¡Estamos conformando vínculos emocionales con nuestros clientes!

¿Soy capaz de crear contenidos de calidad? Si no estás preparado para lanzar una estrategia de marketing de contenidos, es mejor que permanezcas en posición de escucha activa, análisis del mercado, interacción social, estudio de las métricas y formación constante. Cuando publicas contenidos has pasado el punto de no retorno, la falta de calidad está penalizada en el buscador, en las redes y en los negocios. ¡Hoy se exige ética, compromiso y confianza!

¿Necesito invertir recursos? Rotundamente sí. Cuando hablamos de recursos no sólo lo hacemos desde una perspectiva pecuniaria. Debemos tener muy presente que construir una marca social implica tiempo, dedicación y conectividad constante. Es indispensable que se re- inviertan los resultados de los primeros objetivos logrados, sólo de ésta forma iremos atesorando una influencia sólida que nos lleve a la obtención de un buen ROI.

Como consejo final… ten presente que la clave está en tus palabras, esas palabras clave que construyen tu mensaje único y diferenciador, si logras enganchar a tu target desde tus contenidos, las puertas de las alianzas, la innovación y las nuevas oportunidades, se abrirán para tu marca.

Recuerda que, por pequeña que sea tu idea, hay gente que ha triunfado teniendo mucho menos.

Y ahora… a opinar… completemos la lista… ¿qué más preguntas debemos hacernos?