7 consejos para duplicar tus likes en Facebook

Facebook ese pequeño monstruo que colapsa nuestro día a día. Llegan épocas malas para esta red social, pero aún podemos sacar bastante partido de ella, si sabemos cómo.

Nos comemos la cabeza pensando en cómo impactar a nuestros usuarios, cómo hacer que esa estrategia en redes sociales funcione, y sobre todo cómo conseguir despertar a esos fans que tenemos dormidos, para espabilarles y que nos hagan un poquito de caso.

Desde que las redes sociales se pusieron en boca de todo el mundo, el panorama ha cambiado bastante. Lo que un principio era un pastel repartido por Facebook, Twitter y LinkedIn, ahora se ha convertido en una gran tarta donde redes como Instagram, Pinterest o Vine vienen por detrás pisando cada vez más fuerte.

Con más de 1,3 mil millones de usuarios, Facebook es la red social más grande, y aunque nos cueste asumirlo y creamos que Facebook morirá dentro de un par de años, aún tiene bastante potencial y hay que aprovecharlo.

En los últimos 5 años Facebook nos ha vuelto locos con sus cambios. Sobre todo con su última adquisición, (comprando Whatsapp por 19 mil millones de dólares), ¿qué nos empezará a contar en los próximos meses? Miedo me da…

Lo que si está claro, es que cada vez es más complicado amplificar nuestro mensaje, y que Facebook has espabilado haciéndonos ver que si no invertimos en él, nuestro mensaje se difundirá bajo mínimos. Aún así, somos muchos los que todavía apostamos por el contenido gratuito en Facebook y en que podemos hacer bastante para que éste se difunda bien y sea de calidad.

7 consejos para duplicar tus likes en Facebook

  1. Invita a tus suscriptores de email de tu blog a ser fans de tu página en Facebook. Aprovecha tu base de datos de usuarios, a esos que les envías emails de manera periódica y que aún no saben que tienes una página en Facebook. Haz que también te conozcan en redes sociales y, que sobre todo, formen parte de ellas. Son usuarios activos, a los que ya tienes enamorados, y que seguro pueden darte un empujón extra a tu página de Facebook. Eso sí, recuerda ofrecer un pequeño incentivo a cambio de hacerse fan, como acceder a un contenido de calidad gratuito para él en forma de ebook o whitepaper o cualquier otro recurso que le haga sentir especial y único. Seguro que te ayudará.
  2. Comparte tus entradas del blog en Facebook. No te digo que todo lo que publiques en el blog tenga que aparecer en tu página de Facebook, pero que sí rescates ese contenido especial y diferenciador para enganchar a tus seguidores.
  3. Utiliza contenido visual que llame la atención. Las imágenes, las fotografías o los vídeos son un must en Facebook. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras, así que olvídate de textos de párrafos y párrafos, que son infumables, y aporta un contenido visual diferenciador que resulte más atractivo.
  4. Comenta en otras páginas afines a las tuyas. No solo puedes vivir de lo que ves en tu página de Facebook. Observa y analiza qué es lo que hace tu competencia o aquellas otras páginas con las que sientas afinidad. Comenta en ellas, siempre aportando tu opinión y ese valor diferencial (no comentes por comentar), y déjate conocer.
  5. Ofrece descuentos y promociones especiales a tus fans. ¿Por qué un usuario tiene que ser fan de tu página y no de otra? Cúrratelo y piensa en cosas que les puedan gustar, llama su atención, hazles partícipes y ofréceles un contenido exclusivo que junto a promociones y ofertas especiales, les hagas sentirse únicos.
  6. Enlaza tu página de Facebook con tu cuenta de Twitter. Configúrala de tal forma que cada vez que un usuario acceda a tu página en Facebook, pueda ver toda la presencia online que tienes. Y recuerda, no publiques de forma automática, ten en cuenta que a los usuarios les gusta saber que detrás de cada contenido hay alguien, no un robot que publica de forma automática.
  7. ¡Pónselo fácil a tus lectores! ¿Dónde tienes colocados los plugins de redes sociales en tu blog? ¿Qué peso tienen? ¿Se ven y puedes acceder a ellos fácilmente? Recuerda ponerlos en un lugar visible en tu web como arriba a la derecha para llamar su atención.

Y recuerda, cada fan que tengas es único, y así debes hacérselo sentir. Porque cada una de las personas que tienes son las que forman tu comunidad y las que hacen que día a día, todo esto tenga sentido.