5 características para enamorar a
tu comunidad

Cuando hablamos de gestión de comunidades todos creemos ser capaces de hacerlo con garantías. Sin embargo, ser community manager no es tan sencillo como hacer un curso en uno de los miles “grupones” por 30€. Para mi, la gestión eficaz de una comunidad requiere algunas características que no todo el mundo es capaz de desarrollar:

Se proactivo

Adelantarte a los acontecimientos, se activo preguntando a tu comunidad, respondiendo, atendiendo las dudas. Tener ganas y actitud es clave. Parece mentira pero la mayor parte de comunidades que analizamos se gestionan en horarios muy determinados y una sola vez al día (y hablo de marcas de relevancia). Una comunidad no se puede gestionar fijando un horario ni fijando un volumen de interacciones: cuánto, cómo y por qué lo fijarán tus usuarios, ni tu ni tu agencia.

Divierte y se creativo

Si eres una persona cuadriculada sin capacidad de generar ideas en base a un mismo concepto esto hará que tu comunidad no se divierta contigo y no aprenda nada nuevo. Estamos intoxicados de información por lo que aportar un giro creativo a los contenidos es clave para despuntar sobre el resto.

En la misma línea, si todo lo que publicas es súper profesional y carece de un tono divertido o personalidad, seguramente la gente no conecte contigo, y si no conecta contigo, estarás perdiendo el tiempo en este mundillo.

Se diferente.

Se humilde

La humildad, como en la vida, nos enseña a aprender día a día. Aprende de tu comunidad, no pienses que lo sabes todo y que sabes lo que les gusta. Y cuando tengas una crisis, intenta ayudar y sobre todo agacha la cabeza si tienes que hacerlo, normalmente los usuarios tienen razón, por lo que saber reconocer los errores e intentar solucionar problemas ayudará a generar confianza.

Agradecido

No hay nada que te de más resultados que ser agradecido. Si alguien comparte algo, dale las gracias. Busca a esos usuarios, tuiteros o páginas que están compartiendo activamente tus contenidos y prémialos, de alguna manera, pero haz que se sientan especiales.

Constante

Intenta ser constante, no aparezcas y desaparezcas según te venga en gana. Si publicas todos los días y generar mucho interés en tus usuarios, trata de seguir esa línea, no desaparezcas del mapa de repente.

Y una de las claves de todo esto es, como siempre decimos, ponerle un poco de AMOR, tener ganas de hacerlo y no tomárselo nunca como una obligación, porque entonces, seremos esclavos y nuestros contenidos no tendrán esa chispa necesaria para que funcionen.