Cómo crear una landing page
que convierta

Las landing pages juegan un papel muy importante a la hora de convertir usuarios que visitan nuestra web en leads a los que ofrecer información útil durante su progreso en el ciclo de compra.

Una vez que tenemos claro cómo crear el contenido perfecto, es el momento de captar la atención de los usuarios para que sean conscientes del valor que se les ofrece y decidan confiar en nosotros.

Las landing pages son determinantes en el proceso de conversión. Partimos de una persona anónima de la que “sólo” tenemos información sobre cuál es el contenido que quiere consumir. A través de nuestra landing, conseguimos captar a esta persona ofreciéndola un contenido que se adecua a lo que quiere y, como consecuencia de ello, no tiene reparos en compartirnos información personal a cambio de ese contenido.

¿Qué es una landing page?

Una landing page, o página de aterrizaje, es una página web diseñada específicamente para convertir visitantes en leads. El funcionamiento es sencillo: si ofrecemos algo que seduzca al usuario, éste estará más dispuesto a dejar información a través de un formulario, si con ello va a conseguir acceso a este y otros contenidos de interés.

Haz un ejercicio de memoria y piensa cuándo fueron las últimas veces que dejaste tu email… ¿Qué recibiste a cambio? ¿Quedaste satisfecho? Esto lo tenemos que tener muy en cuenta para estar en todo momento a la altura de las expectativas generadas.

¿Cómo es el proceso de conversión?

El primer paso del proceso de conversión consiste en llevar a un usuario a nuestra landing page, creada para ofrecerle el contenido adecuado según su estado en el ciclo de compra. Para ello, haremos uso de llamadas a la acción (call to actions) ubicadas en contenidos relacionados que llamen la atención del usuario y que enlacen a nuestra landing page.

La landing page ofrece más detalle y foco en el contenido ofertado y, normalmente, contiene un formulario con la información que se quiere obtener del usuario. Rellenado y enviado el formulario, el usuario será redirigido a una página de graciasdonde podrá descargar el contenido, confirmar la inscripción a un curso, etc.

El proceso de conversión, por tanto, en su versión más simple, quedaría representado de la siguiente manera:

proceso-conversion

¿Cómo crear una landing page que convierta?

Para que una landing page esté correctamente optimizada para la conversión tiene que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Centrado en Buyer Personas. El contenido de la landing page tiene que ofrecer información relevante para la persona a la que te diriges.
  • Buena oferta, ad-hoc a la búsqueda. Una oferta es aquello que ofreces a los visitantes de una web, y debe ser percibido como algo valioso y útil por ellos.
  • Ciclo de compra. La landing page, junto con la oferta presentada, tiene que ser coherente con lo que la persona está buscando, teniendo en cuenta cuál es su posición en el proceso de compra.

Buenas prácticas

  1. Escribir claro y de manera concisa. Se tratar de hablar el mismo idioma que nuestro usuario, sin excedernos demasiado para que su nivel de expectación no decaiga en ningún momento.
  2. Explicar claramente el valor y la importancia de la oferta para las personas. Lo más importante es ofrecer valor a la persona, centrándonos en todo momento en cómo puede sacar rendimiento del contenido que se le ofrece.
  3. Utilizar listados para hacer que la información sea fácilmente comprensible. Esto nos ayuda a focalizar la atención del usuario en los puntos que consideramos más importantes y qué más pueden resultarle de utilidad. Se trata de dar relevancia a las bondades y beneficios de nuestro contenido.
  4. Seleccionar el número apropiado de campos para el formulario. No debemos caer en el error de pedir una cantidad ingente de información a nuestro usuario que le pueda llegar a echar para atrás. La idea es construir una relación a largo plazo y, para ello, tendremos más oportunidades de intercambiar información.
  5. Eliminar el menú principal y el resto de enlaces que puedan distraer al usuario. Con el objetivo principal de centrar la atención en la oferta, todo lo que no aporte valor debe eliminarse para evitar fugas de nuestro usuario.
  6. Incluir información multimedia relevante que capte la atención del usuario. El contenido multimedia entra mejor por los ojos. Un buen vídeo o imagen puede ayudar para mejorar la percepción de nuestro usuario.
  7. Añadir iconos para compartir en redes sociales. Si el usuario considera el contenido de interés, seguramente quiera compartirlo a través de redes sociales. ¿Por qué no facilitárselo a través de unos iconos al final del contenido de la oferta?
  8. Añadir testimonios en caso de que aporten información relevante. Un contenido del que otros ya han disfrutado y sobre el que tienen una buena valoración ayudará a terminar de convencer a nuestras personas.
  9. Mostrar premios o reconocimientos recibidos por la organización. Sin caer en el autobombo, no dejes pasar la oportunidad de incluir reconocimientos recibidos por un buen trabajo. El usuario lo valorará y agradecerá.

 

landing-buenas-prácticas

 

En definitiva, las landing pages juegan un papel fundamental en el proceso de conversión de los usuarios que visitan tu web o blog, por lo que su optimización es clave para que consigas leads.