Cómo mejorar tu marca en Instagram

Instagram crece cada día a pasos agigantados, sobre todo desde que Facebook la compró el pasado 2012. Si aún no confías en esta red que tiene un potencial increíble, no sabes lo que te estás perdiendo.

Instagram aporta una espectacular segmentación hacia tu cliente final, le hace participar del contenido y sobre todo, te hace llegar al público de manera diferente: Entrándole por los ojos.

Instagram cuenta ya con 300 millones de usuarios activos al mes, ha multiplicado por 15 la participación de los usuarios frente a Facebook, y por 40 frente a los de Twitter.

¿Cuál es la mejor forma de maximizar tus esfuerzos en Instagram?

  • Publica regularmente para mantener comprometidos a tus seguidores.
  • Las fotografías son un 26% más atractivas que los vídeos en Instagram.
  • Las fotografías en las cuales aparece una persona, funcionan un 32% mejor que las imágenes en las que no aparecen personas.
  • No utilices más de 5 hashtags para no saturar de información irrelevante al usuario. Echa un ojo a nuestro post sobre herramientas para monitorizar un hashtag.
  • El uso del filtro Mayfair aumenta en un 2% la participación del usuario, respecto a otros filtros.
  • El uso de imágenes de personas reales que hacen uso del producto que se desea promocionar, aumente la participación en más de un 30%.

¿Qué herramientas podemos utilizar para gestionar mejor nuestra cuenta de Instagram?

  • Gestiona tu cuenta de Instagram con Iconsquare, que te permite ver toda información de un vistazo. Es una herramienta de analítica que además de analizar resultados, añade características como gestionar la actividad y la participación con tu comunidad. Dentro de la herramienta puedes ver la gente que se conecta, comentarios, compartidos, eliminar y añadir nuevos seguidores, etc. Podemos ver el crecimiento de seguidores y la participación del contenido, así como gestionar viendo los comentarios más recientes, etc.
  • Comparte contenido de tus seguidores con herramientas como Repost, una aplicación externa, que te permite navegar por el contenido de tu Instagram, y volver a publicar ese contenido que te interesa, dando protagonismo a la persona que subió la imagen. Puedes darle a me gusta, comentar o bien volver a publicar una imagen para compartirla entre tus usuarios.
  • Programa tu contenido con Schedugram. Aunque es un servicio de pago, puedes probarla y testarla de manera gratuita durante 7 días. Permite gestionar múltiples cuentas de Instagram desde el ordenador, así como programar fotos en todas tus cuentas.
  • Observa quien te sigue y quien te deja de seguir con plataformas como Justunfollow que te ayuda a gestionar a tus seguidores y ver quiénes te siguen, cuáles son más relevantes, y a quién te interesa seguir.
  • Analiza lo que hace tu competencia con Twtrland, que busca a tu competidor en base a las palabras clave que utilices para su seguimiento. Una vez lo tienes identificado, te proporciona estadísticas generales de lo más completas donde analiza la frecuencia de publicación de tu competidor, el número de seguidores que tiene, cuántos seguidores consigue por actualización, etc.
  • Para saber que hashtags son los que más se utilizan, usa Stagram que te ofrece un listado de los 100 mejores hashtags que se utilizan en cada momento del día.
  • Si buscas hacer un collage de fotos de manera rápida, Instaframe te ayuda en un abrir y cerrar de ojos. Con ella, puedes aplicar filtros, y más de 70 marcos para que puedas ponerle a tus imágenes.
  • Si no eres un experto en fotografía pero te gusta hacer buenas fotos, Camara + es un perfecto aliado, ya que te ayuda hacer que tus fotos sean mejores.

¿Cómo convertir a tus usuarios en posibles clientes?

  • Hazles sentir una necesidad. Si lanzas un producto en tu cuenta de Instagram, haz hincapié en que es un producto único si viene con un descuento para un número determinado de clientes que sean los primeros que compren el producto.
  • Resalta los nuevos productos. Siempre que tengas un lanzamiento súbelo, o su proceso de construcción para ver el paso a paso cómo se está diseñando. Seguramente tendrás a varios usuarios que estén deseando verlo y tenerlo entre sus manos.
  • Haz repost de tus clientes. ¿Hay un cliente que ha subido una foto divertida con tu producto? Repostéale y hazle ver que es importante en tu comunidad. Este simple gesto, ayuda a fidelizar al usuario y a crear un vínculo más directo con él.
  • Ofréceles ese momento de relax y de desconexión con imágenes de tus productos que les evoquen algo y les lleve a desconectar de su día a día.
  • Comparte, conecta, e interactúa. Una vez que has subido tus fotos, añade un link a tu tienda, responde a los comentarios y utiliza hashtags, para conseguir difusión en otras redes como Facebook y Twitter.
  • No todo es el producto. Una marca no es nadie sin el equipo que la crea. Este recurso también construye a la marca. Muestra a tu personal y comparte cómo se crea lo que haces. Así darás más información sobre la experiencia de comprar tus artículos.

Y recuerda siempre, que estés en la red social que estés, se trata de dialogar con tus usuarios, de aportarles contenido de valor y de que ya hemos pasado la era en la que la marca era la protagonista. Ahora el usuario es todo.