Diferencias entre email marketing y email transaccional

Aprende a diferenciar entre estos dos tipos de mailing; cuándo debes utilizar uno u otro, qué elementos deben incluir y cuándo son necesarios o no para tu estrategia.

Para poder entender bien la diferencia entre estos dos tipos de email, primero vamos a ver lo que es cada uno de ellos.

Un email transaccional es el que se envía como resultado de la interacción del usuario en un sitio web. Este tipo de emails se generan con acciones como un registro o dada de alta, una confirmación de pedido, una confirmación de factura o al restablecer una contraseña.

El Email Marketing es aquel que contiene un mensaje o propósito comercial, por ejemplo el que utilizamos cuando apostamos por realizar procesos de Lead Nurturing. Normalmente se envía a grupos de contactos que son potenciales clientes o ya clientes.

Un ejemplo de Email Marketing

Ahora que ya hemos definido los dos tipos de emails, vamos a ver algunos ejemplos de cómo hacer cada uno de ellos.

Una newsletter es un claro ejemplo de Email Marketing porque su cometido es generar una venta o una descarga de contenido. Además, es un elemento clave para desarrollar tu estrategia de contenidos. Asegúrate de que tu newsletter está bien diseñada y por tanto contiene estos elementos clave:

1. Cabecera y logo: que se pueda identificar, nada más abrirlo, a la empresa que realiza el envío.

2. Artículo destacado: es el que recibe el primer impacto y, por lo tanto, es al que daremos más importancia. Haremos hincapié en esta parte, colocando aquí aquello que más queramos destacar o promocionar.

3. Otros artículos: otra información relevante que queremos incluir en nuestro email.

4. Imágenes: incluir imágenes es muy importante, ya que permite captar la atención de una forma muy visual. Eso sí, hemos de tener especial cuidado al utilizarlas, ya que muchos gestores de correo las bloquean por defecto.

5. Call to action: muy necesarios, ya que sirven para que el destinatario realice una acción concreta, como comprar un producto o visitar nuestra página web. ¿Cómo debería ser? En este post te explicamos cómo es la anatomía de un call to action perfecto.

6. Footer: espacio posterior en el que colocaremos los datos de contacto y más información de la empresa

7. Perfiles sociales: para que la persona pueda seguir a la empresa en las redes en las que esté.

partes-email-marketing

El email transaccional es diferente porque contiene información específica para cada usuario. Se envía cuando el usuario ha realizado alguna interacción con la página y le ofrece información específica sobre la misma. Por ejemplo, si un usuario realiza la acción de suscribirse a la newsletter, este debe recibir un correo personalizado informándole de que la suscripción ha sido realizada con éxito.

Un ejemplo de email transaccional

Ahora te vamos a mostrar cómo debe ser este mail y qué debe contener para sacarle el máximo partido a esta interacción con el usuario.

En este caso, el usuario ha introducido su correo electrónico para suscribirse a la newsletter. El correo electrónico que recibirá posteriormente a la acción debe contener los siguientes elementos:

1. Logotipo en la cabecera: como en el ejemplo anterior, esto vuelve a ser igual de importante para que tus usuarios asocien ese email con tu marca y con tus servicios.

2. Mensaje personalizado: no solo le darás las gracias a tu usuario por la acción que acaba de realizar, deberás personalizar el email al máximo para que el usuario sienta que lo que está recibiendo es exclusivo para él.

3. Resumen de la acción: es decir, deberás explicar brevemente qué es lo que acaba de ocurrir. Si se ha suscrito a tu newsletter, si ha realizado un pedido, si se ha dado de baja de algún servicio, etc.

4. Call to action: a veces nos olvidamos del filón tan importante que nos ofrecen los emails transaccionales. Al fin y al cabo, es un correo cuyo ratio de apertura va a resultar muy elevado, puesto que el usuario quiere asegurarse de que la interacción que ha realizado se ha producido correctamente. Esto es una excelente oportunidad para añadir llamadas al acción que puedan traernos beneficio. Aprovéchalo.

5. Redes sociales: siempre es importante que estén presentes para que el usuario sepa dónde tienes presencia y pueda seguirte. Recuerda que las redes sociales juegan un papel importante a la hora de enamorar a tus clientes.

partes-email-transaccional
Ahora que ya tienes todas las claves para sacarle el mayor partido a tus emails… ¡toca ponerlo en práctica!