Dónde incluir tus CTAs para mejorar la conversión

Descubre todas las posibilidades que tienes a tu alcance para atraer más tráfico a tus landing pages. Encuentra las ubicaciones para tus CTAs que mejor funcionan para tu público objetivo. ¡Prueba, mide y analiza tus resultados para aumentar el número de leads!

Ya sabemos prácticamente todo acerca de los CTAs. Qué es un CTA, cuál es la anatomía del call to action perfecto y las mejores prácticas a tener en cuenta a la hora de crear llamadas a la acción.

Conocemos la teoría, la aplicamos, pero no obtenemos los resultados que esperamos. ¿Dónde está el problema? Lo primero es pararse un minuto y pensar, ¿realmente sabemos qué es lo que nos está funcionando y lo que no? La respuesta pasa por estar continuamente midiendo. Es la mejor manera de determinar cuáles son los CTAs que mejor te funcionan. Probando diferentes textos, diferentes estilos y diferentes ubicaciones.

Realiza test A/B para encontrar la mejor ubicación para tus CTAs -

Es en este último punto en el que nos vamos a centrar en este post. Nosotros, después de probar diferentes posiciones, hemos comprobado cómo el mayor rendimiento lo hemos obtenido en las llamadas a la acción que se muestran debajo del contenido principal de un post.

Esto tiene todo el sentido del mundo, si un CTA está relacionado con el contenido que acompaña, qué mejor que enganchar a un visitante con información de su interés que le anime a hacer clic en el call to action para llevarle a una oferta relacionada.

¡Pero hay más alternativas!

Diferentes posiciones para tus CTAs

¿Dónde ubicar nuestros CTAs para conseguir los mejores resultados? Vamos a presentar diferentes alternativas que te recomendamos probar. No existe una regla clara, cada usuario tiene sus preferencias y tienes que descubrir cuáles son las de tu público objetivo.

CTA fijo en la cabecera

Se trata de incluir una llamada a la acción que esté presente en todo momento en tu web, sea cual sea la página que se esté viendo. Se utiliza la cabecera porque normalmente es lo primero que se ve cuando visitamos cualquier página web y es fácil llamar la atención del usuario.

CTA fijo en la cabecera

¿Qué CTA tendría sentido aquí? Seguramente uno relacionado con el servicio que estés ofreciendo. Por ejemplo, si te dedicas al Marketing Digital, un buen CTA sería el que anunciara el próximo curso que vas a ofrecer.

CTA en el sidebar

El sidebar o columna lateral de tu web se convierte en un sitio bastante propenso a incluir un CTA. El usuario está acostumbrado a encontrárselos ahí y no se convertiría en algo intrusivo que pudiera llegar a molestar.

CTA en el sidebar

Al igual que ocurre con el call to action fijo en la cabecera, sería un buen lugar para que se tratara de un CTA genérico sobre la temática de tu web. Pero puedes probar también con CTAs dinámicos que varíen en función del contenido principal de la página.

CTA en popup

Seguramente todos en más de una ocasión nos hemos encontrado con algo parecido a esto.

CTA en popup

Normalmente se hace visible cuando accedes a la página o bien cuando vas a salir de ella. Esta alternativa es, sin lugar a dudas, la más intrusiva de todas. El usuario no lo espera y en muchos casos puede llegar a molestar.

Por ello, es importante tener en cuenta cualquier detalle. Por ejemplo:

  • Lo que ofrece. Si está relacionado o no con el contenido que ve el usuario.
  • Cuándo aparece. Si aparece o no sin tener en cuenta el tiempo que ha pasado el usuario en la página.
  • La apariencia del popup.

Todo cuenta a la hora de obtener los resultados esperados.

CTA en tu página de inicio

Posiblemente tu página de inicio es de las que más visitas recibe dentro de tu web. ¡Aprovéchalo! Nutre a tu home de contenidos: información de lo que haces, las últimas entradas de tu blog y, por qué no, una llamada a la acción de tu última oferta lanzada o a la que más relevancia te interesa dar.

CTA en tu página de inicio

Consigues dar más visibilidad a todo lo que haces. Y sin necesidad de ser intrusivo.

CTA al final del contenido

Como comentamos antes, esta es la alternativa que mejor nos ha funcionado. Coloca CTAs al final de cada contenido asociado a una oferta relacionada.

CTA al final del contenido

Si un usuario llega al final de tu contenido es buena señal. Y si además, cubre con él una necesidad o simplemente le resulta interesante, es probable que quiera seguir profundizando sobre el tema gracias a un contenido que ofrezcas a través del CTA.

CTA en páginas de gracias

Es otro de los lugares donde mejor nos han funcionado. Las páginas de gracias nos dan información de qué contenidos son atractivos para nuestros usuarios.

CTA en páginas de gracias

Si un usuario se suscribe a tu newsletter semanal o se descarga un contenido, sabes que tiene interés en lo que le estás ofreciendo. Aprovecha ese interés o necesidad del usuario para colocar una llamada a la acción hacia otro contenido relacionado.

CTA en tus newsletters

Aprovecha también las newsletters como punto de contacto con tus usuarios. Incluir un call to action en ellas, las harán más completas y te permitirán conseguir leads por otro canal.

CTA en tus newsletters

Conoces los intereses de tus usuarios, por lo que puedes segmentar para que cada uno vea un CTA diferente según sus necesidades.

CTA en tus redes sociales

Otro de los canales de los que puedes y debes sacar partido.

Sabiendo que en redes sociales los mensajes tienen una vida muy corta, ¿has probado las publicaciones fijadas con alguna llamada a la acción? Esta es una manera sencilla de asegurarte de que los visitantes de tus perfiles sociales vean tu CTA.

Una opción es aprovechar el propio botón que incluye Facebook en la parte superior de la página de empresa. Diseña una imagen de cabecera que resalte dicho CTA y mejorarás la tasa de conversión.

CTA en Facebook

Otra recomendación interesante es utilizar las Twitter Cards (si son fijadas, mejor aún). Gracias al botón y texto que incluyen, éstas tienen la capacidad de potenciar la llamada a la acción respecto al tuit estándar.

CTA en tus redes sociales

Estas son las diferentes alternativas que hemos probado y te animamos a que experimentes tú también. No se trata de elegir una y descartar otras de primeras. Te animamos a probar todas y quedarte con las que te den mejores resultados.

Y, para ello, lo más importante, ¡mide continuamente! ¿Estás obteniendo los clics que esperabas en cada CTA? ¿Has probado a cambiar su posición? ¿Funciona mejor? ¿Y si cambias el diseño? La clave pasa por esto, medir y analizar resultados para aumentar tu ratio conversión.