7 errores garrafales que cometen las tiendas online

Caí hace poco en un post de 2009 que había escrito sobre errores en e-commerce y resulta que a día de hoy, muchos errores se siguen cometiendo en la mayoría de tiendas online y muchos de ellos se podrían evitar con poco dinero, por lo que me pregunto ¿todavía esperas vender?

Voy a repasar algunos de los que considero más importantes.

1. Gastos de envío

Resulta que Comscore, que no son unos cualquiera, han sacado varios estudios que confirman que aproximadamente, el 55% de los compradores abandonan el carrito por los gastos de envío. ¿No va siendo hora de aprender de los grandes y eliminar trabas? No te estoy diciendo que los quites, pero si que ofrezcas, por ejemplo, que un usuario pueda ahorrarse los gastos de envío aumentando el tiempo de recepción del producto. Por ejemplo Amazon, tiene gastos de envío gratis si lo quieres recibir de 3 a 5 días (y si lo quieres en el siguiente dia laborable te cobra 3€), para usuarios Premium, con una cuota anual ridícula. Otro ejemplo es Asos, lider en venta de ropa online que no cobra gastos de envío y te lo envía en 7 días.

¿Has analizado tu embudo de conversión para saber si estás perdiendo clientes con los gastos de envío? Si esto del embudo de conversión te suena a chino, pregúntanos porque seguro que podemos ayudarte a que entiendas mejor cómo funciona tu tienda online y cómo vender más.

2. Página de compra en varios pasos

Es curioso como grandes tiendas online todavía siguen ofreciendo la compra en varios pasos. Intenta ponerlo fácil, que se vea claramente cuantos datos tienes que rellenar, cuanto te va a costar todo y que tengas toda la información clara y bien explicada en la misma ventana.

3. Velocidad

Imagina que aún encima de que tienes una página de compra en varios pasos como digo en el paso anterior, tienes una página lenta. Tener que esperar a que cargue cada uno de los pasos dificultará la compra del usuario y le hará pensar más de lo necesario en lugar de estar centrado única y exclusivamente en rellenar esos datos y darle al botón mágico de comprar.

En Kissmetrics tienen una infografía genial sobre la tasa de abandonos por culpa de la velocidad.

4. No poner fotos o vídeos en alta calidad

Una imagen vale más que mil palabras y por lo tanto, si quieres vender un producto tienes que ofrecer su mejor cara ante sus posibles compradores. Fotos en alta calidad, en diferentes ángulos a ser posible en 360º, si es ropa con un modelo o alguien posando con esa ropa, si es joyería con alguien posando también, etc… la fotografía o vídeos de un producto son imprescindibles, no hacerlo sería equivalente a querer vender un producto en una tienda física y no poder verlo, ¿a qué no lo comprarías?

Las grandes tiendas online como Privalia o Zappos hacen fotos de todos y cada uno de sus productos, y, pese a lo que puedas pensar, no es caro. Hace poco publiqué un post sobre cómo hacer buenos vídeos de productos, échale un vistazo, ni es caro, ni es dificil.

5. Borrar sin dudar los productos agotados

Lo hemos hablado en los fallos de novato de e-commerce y es que esto es un problema muy grave, no solo para el usuario, sino para SEO, si estás teniendo una gran fluctuación de productos, piensa antes de actuar. Borrarlos sin pensar va a hacer que si alguien te ha enlazado o Google te ha indexado esa página, la próxima vez que la visite va a dar error 404 así que es vital que hagas redirecciones cuando borres productos o, incluso, que no los borres nunca.

6. Tiempo de respuesta elevado

Los usuarios han evolucionado. Cada vez más, usan las redes sociales como atención al cliente. Veo mucho ultimamente marcas que tardan en responder 1 ó 2 días a sus usuarios y esto es un suicidio. Si estás saturado, contrata más gente o gente específicamente para estos canales pero no dejes de responder de forma inmediata. Ahí está la diferencia entre vender y no vender.

Si no respondes rápido, se irán a otra tienda que les resuelva esa duda, o bien en una descripción de producto más detallada, o bien por tener una atención al cliente más eficaz.

En este sentido, es de muchísima ayuda sistemas como Zendesk, Desk o Groove que canalizan todas las peticiones de email, redes sociales y otros canales en una sola plataforma.

7. Valores añadidos y cariño

Que no vendas no se trata de precios. No todo es el precio, ni muchísimo menos. Intenta ofrecer un valor añadido que te caracterice. En la guerra de precios puede que nunca ganes a grandes competidores, es por eso que cobran mucha más importancia valores como la comunicación personalizada, la respuesta rápida, los pequeños detalles. En este sentido, hay gente que lo hace realmente genial, como Sockaholic que desde que compramos un día unos calcetines allí, siempre los ponemos de ejemplo. Puede que no sean gigantes, pero ese mimo y amor por lo que hacen les hace muy grandes.

El otro día recomendé a un cliente que hiciese un regalito o detalle en todos los pedidos, con una postal personalizada en cada pedido con una foto del equipo. Este tipo de cosas son las que crean ese amor por la marca y hacen que un retraso en la entrega o un problema con el pedido se esfumen gracias a ese cariño que se ha puesto en atender a cada cliente como si fuese el primero.

Bonus: Móvil

Hoy en día no pensar en el móvil debería ser el primer error de esta lista. Te dejo una vídeo-infografía que habla por si sola sobre los motivos por los que tu e-commerce debería ser móvil.

Hay muchos más, podríamos hacer esto interminable, pero estas son las 7 cosas que más me llaman la atención, a día de hoy, de las tiendas online que revisamos cada día.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post