Herramientas para que tu cliente revise y apruebe
los diseños

Diseñar es solo una parte del trabajo del diseñador. Tras las largas horas de photoshop (sustitúyelo por el programa que más utilices), tarde o temprano llega el temido deadline, el momento en el cual debes mostrar tu trabajo al cliente.

Y así comienza un periodo indeterminado (con mucha suerte corto) de intercambios de correos entre tú y el cliente, con cambios, revisiones, observaciones y demás…Si el periodo se alarga (lo normal) pronto llegará el caos: un sin fin de correos anidados y montones de archivos llamados: “cartel_final.psd”, “cartel_final_final.psd”, “cartel_últimísimo!.psd”, “cartel_este_es_el_bueno_v4.psd”…

Esta situación, que los diseñadores asociamos con nuestro propio infierno profesional, es algo que se repite proyecto tras proyecto. ¿No hay otra solución más productiva? ¿una manera limpia, cómoda y ordenada de obtener el feedback de tu cliente? Claro que sí, en este post os traemos las mejores aplicaciones web para revisar tus proyectos con tus clientes.

Conceptinbox

Conceptinbox

Empezamos por una española, y ¡además gratuita! Con Conceptinbox podrás subir tus proyectos directamente desde la aplicación, a través de un mail con imágenes adjuntas o importando desde Evernote. Una vez subido el proyecto podemos enviárselo al cliente que podrá añadir anotaciones o aprobarlo si está perfecto. Con la versión Premium (7€ al mes) pasas de un espacio de 50 megas a 1 gb, a poder poner contraseña a los proyectos y personalizar el fondo. Lo hemos probado y es realmente útil.

Prevue

Prevue

Esta página italiana es tremendamente sencilla y está muy bien diseñada. Es gratuita (con posibilidad de ampliar características) y te permite personalizar el color de fondo, subir un fondo propio e incluso ocultar la barra de scroll a la hora de visualizar tus proyectos.

Draft

Draft app

Draft destaca por su interfaz minimalista reducida al máximo para dar todo el protagonismo a tus proyectos. Limpia y tremendamente eficaz. No tiene versión gratuita, pero además de la licencia estándar (10$ al mes) tiene otra de equipo (25$) lo cual puede ser muy útil si tienes una Startup.

Conceptboard

Conceptboard

Un poco más de lo mismo, revisiones y control de versiones en un mismo espacio. Perfecto para trabajos colaborativos.

Frontify

Frontify

Completa aplicación web perfecta para pasar un diseño web al desarrollador. Aquí puedes especificar colores, fuentes, guías y zonas de interacción, además de, por supuesto, dejar cualquier comentario aclaratorio. ¡Muy útil!

Conjure

Conjure

Uno de mis últimos descubrimientos. Similar al resto pero con un look&feel muy sencillo.

Cage

Cage

Cage es el más caro, pero también el más completo. Quizás porque su objetivo final no es tanto servir de herramienta de presentación y validación del cliente (que también) como ser una herramienta de diseño colaborativo para pequeños estudios. Puedes gestionar tus proyectos en su totalidad, compartir todo tipo de archivos (hasta videos) e ir viendo las revisiones y correcciones. Desde 24$ al mes.

Layervault

Layervault

Layervault es similar a Cage, más una herramienta de revisión de versiones y colaboración. Pero también puede servirte para comunicarte con tus clientes. Lo mejor de Layervault es que tiene una App nativa que te permitirá sincronizar tus proyectos a través de una carpeta local, como hace Dropbox. ¡Una joyita!

Red Pen

Red Pen

El rojo siempre ha sido el color del boli de corregir. Ahora, con Red Pen tienes una manera muy sencilla de subir diseños, compartirlos y que tus clientes puedan anotar sobre ellos, como la profe te anotaba tus fallos en los exámenes con su inconfundible boli rojo. Red Pen es sencillísimo de usar y super útil.

Y además

Si lo único que necesitas es que tu cliente decida entre varias opciones de un proyecto, lo que necesitas es herramientas de elección A/B como Scaletip o The Whicher

Ya no tienes excusas para dejar de inundar el correo de tus clientes con cientos de mails con versiones y revisiones. Con cualquiera de estas aplicaciones serás más productivo y darás una imagen más profesional de tu trabajo.