Por qué hemos borrado 20000 suscriptores y tú
también deberías

Una de las tareas que más pánico suele generar y es más necesaria es la de hacer limpieza de usuarios, eliminar aquellos con los que no estamos consiguiendo los resultados.

Una de las cosas que hemos aprendido en los últimos años y que mejores resultados nos ha dado es tirar lo que no vale. Poner correctamente el foco y lograr con ello una óptima orientación a los resultados (y por tanto medirlo y testarlo todo) debe ser nuestro principal aliado. Y para eso es necesario realizar una limpieza y un análisis profundo de nuestra base de datos al menos cada 6 meses (todo depende de tu cadencia captando suscriptores).

La gran mayoría de gente se echaría las manos a la cabeza. Respeto a aquellos que solo buscan volumen y alimentan su ego con el dato. Pero nosotros buscamos resultados. Y los resultados no se obtienen con volumen sino con la mezcla correcta de volumen y calidad. Piénsalo, ¿de qué sirve tener 20000 usuarios si no han interactuado contigo desde que se suscribieron o desde hace más de 6 meses? Sí, en su momento querrían recibir nuestras noticias, pero luego su día a día está lleno de información, más o menos útil, que les hace olvidar rápidamente si se habían suscrito a un sitio o a otro.

¿Por qué necesitas eliminar a la mitad o más de tus suscriptores?

Optimizar tu base de datos

No quieres tener a nadie que no esté realmente conectado. En Inbound nos interesa mantener un volumen manejable pero, sobre todo, conectado de usuarios. Si el usuario no está conectado no lo podremos usar para hacer campañas de lead nurturing. Así que tener sin optimizar ese volumen de datos y, lo que es peor, usarlo, solo generará peores métricas en los resultados.

Poner foco

Esto no es una competición por conseguir a todos los usuarios del mercado. Es un proyecto que necesita resultados y, por tanto, si pensamos en resultados, todo lo que nos separe de estos debe ser eliminado. No hay ninguna razón de peso para mantener a un usuario que no ha interactuado con nosotros en los últimos 6 meses. Y si no hay ni una mínima evidencia de que el usuario se vaya a activar de repente un día no gastes esfuerzos en los que no han generado nada y duplica los esfuerzos por los que sí lo han hecho.

Métricas correctas

Nos obsesionamos siempre con las métricas incorrectas. Esto no se trata de “tasa de apertura” o “ctr”. Se trata de preguntarse qué porcentaje de usuarios que han abierto alguna de las últimas 20 comunicaciones han interactuado de alguna forma con el último email. Una reflexión importante: nunca pienses en todo el conjunto de datos, piensa en conjuntos activos de datos.

Experimentación continua

Uno de los grandes principios a interiorizar en digital es la experimentación. Si hablamos de experimentación también estamos hablando de eliminar aquello que no está funcionando y probar otra cosa. Ese proceso cíclico de aprendizaje que no debemos perder nunca de vista porque es lo que hace grande a este medio. Es lo que me gusta contemplar de la siguiente forma y que marca absolutamente todo lo que hacemos:

Grafico proceso de validación de contenidos

Precio

Es la última razón y no la menos importante. Sí, precio. Hubspot, Mailchimp y la mayoría de proveedores que trabajan sobre email marketing cobran por volumen de nuestra base de datos. Así que mantenerla pequeña será más interesante si cabe para no arruinarnos con usuarios que ni siquiera necesitamos.

Si te he animado a empezar a borrar suscriptores, audita tu base de datos con alguna herramienta como DataValidation y elimina aquellos usuarios con un score negativo. ¡Ánimo!