Marketing de contenidos ¡la clave está en las palabras!

La información hoy…simplemente llega. Y no lo hace poco a poco, sino que nos inunda y, cuanto más lo hace… más ávidos estamos los consumidores de más contenidos. Sabemos que nuestros clientes están hoy ahí, interactivos, ávidos de información y aprendiendo constantemente en las redes. El social media finalmente, es el punto neurálgico del comercio de emociones y éstas, son indispensables en la nueva filosofía empresarial.

Del proceso de maduración del Social media han sido grandes protagonistas las empresas quienes hoy, saben que deben ser capaces de establecer diferencias y ventajas competitivas desde sus propios mensajes y utilizando su genuina creatividad.

La pregunta se dirige cada vez más a una única respuesta: el contenido y más concretamente, la calidad de los contenidos, la capacidad que éstos tengan para transmitir coherencia, confianza, credibilidad pero también, calidad, formación, opinión.

Actualmente la Web cambia a un ritmo tan vertiginoso que sólo vinculando nuestras creaciones a la psicología, la antropología y un enfoque holístico, logramos conectar necesidades a partir de los contenidos.
A medida que despertamos a la nueva realidad que se nos impone desde el contenido, nos vamos dando cuenta que, consolidar nuestra influencia a través de la generación de calidad, sólo es posible si logramos aprovechar el ciclo de vida de cada una de nuestras creaciones, para lo cual… es indispensable reinventar nuestras estrategias:

Crear contenido como punto de partida para identificar necesidades. El foco debe estar puesto en las demandas de nuestro target y ser un aliado de la acción social.

Permite que el contenido se distribuya. Cuanto más expongas tus contenidos, más visible será tu marca y cuantas más marcas los mencionen y enlacen, mayores canales de influencia estarás habilitando.

Siempre entrega algo único. Este es el gran caballo de batalla para las marcas. No en vano, si repasamos los dos grandes cataclismos ocasionados por el algoritmo Google en poco más de un año, nos daremos cuenta que la lucha contra el plagio y la búsqueda de la innovación, la creatividad y el trabajo constante y comprometidos, son una constante. ¡Las ideas que se copian no son nuevas y por lo tanto, es difícil que sirvan para generar nuevas ideas!

Analiza el interés que genera tu contenido. Puede suceder que elabores una estrategia viable, eficiente y basada en análisis previos de tu target, sin embargo, al analizar las métricas o la acción social derivada de tus contenidos, te das cuenta que no generan el impacto esperado. La respuesta la tienes ahí, al alcance de tu mano y la consigna es siempre: ¡entrega lo que quieren los demás, no lo que te gusta a ti!

Crear una estrategia de marketing de contenidos de impacto que genere la acción social necesaria para construir una marca influyente, no es una labor sencilla. Sin embargo, la búsqueda constante y permanente por el crecimiento y el desarrollo de habilidades y cualidades que nos permitan conformar equipos de trabajo motivados y cohesionados, es el único camino hacia el crecimiento.

Las palabras… como siempre, mantienen su poder para generar emociones y sensaciones aunque la claves sigue siendo encontrar aquellas palabras clave con las que se define nuestra marca y lograr que sean las mismas, que definen las necesidades de nuestros clientes.