9 métricas SEO para medir tu impacto

Analítica, analítica y analítica. Sin medición no hay estrategia que valga. ¿Cómo estás midiendo? ¿Tienes dudas sobre por dónde empezar? Te dejamos nueve métricas clave que tendrías que estar analizando si quieres que tu SEO tenga efectos positivos.

En la actualidad, cualquier página web necesita de un tipo de seguimiento. No se trata de ser un acosador sino de asegurarnos que estamos progresando en lo relativo a SEO. Especialmente cuando establecemos un calendario de contenidos, una estrategia a largo plazo que no suele producir resultados inmediatos pero que sin duda, hay que seguir con detenimiento.

Si bien existen diferentes áreas de seguimiento dentro del SEO, aquí os dejamos una “chuleta” de métricas claves a nivel general para rastrear y mantener la estrategia en todo lo alto.

Principales KPIs para medir el impacto de tu SEO

1. Páginas indexadas por Google

Métrica indispensable, ya que de ella depende la dirección de la estrategia. Con el fin de ayudar a Google en su clasificación, una buena práctica es posicionar una keyword especifica en cada página, ya que cuantas más páginas haya indexado Google, más palabras clave podremos clasificar en los resultados de búsqueda, lo que significaría que nuestro sitio web es relevante en su conjunto.

2. Consultas de búsqueda en Google Search Console

Así podemos ver en cuántas consultas se está mostrando nuestro sitio web, con un desglose de número de impresiones (puesto que no sólo tiene en cuenta los resultados de la primera página), clics, CTR, e incluso la posición media que hemos ocupado, y la variación de todas ellas con el periodo anterior.

Todo ello teniendo en cuenta los resultados del punto primero, porque a partir de aquí ya entran en juego otras herramientas, como Analytics.

3. Ranking de keywords

Un ranking de keywords por separado no nos da mucha información a parte del posicionamiento de unas palabras clave para las que nuestra página web se está mostrando. Por ello, es necesario comparar la posición con el tráfico que nos genera y el volumen de resultados que se muestran en buscadores.

No siempre la mejor estrategia es centrar todos los esfuerzos en las que primero están posicionadas, sino tener en cuenta qué volumen de tráfico y cuánta competencia tienen. La clave está en el equilibrio y en las necesidades de las buyer personas.

4. Keywords que nos están dando tráfico

Esta métrica es un poco difícil de medir desde que Google implementó el not provided, pero igualmente existen algunos trucos para poder averiguarlo.

Entre ellos el análisis de las páginas de aterrizaje por búsqueda orgánica y el número de visitas que reciben, así como su tasa de rebote, que en este caso, sí nos va a decir si el contenido es relevante. ¿Quien mejor que nosotros mismos para saber que keyword hemos posicionado en una página?

Aunque no de resultados a corto plazo, el SEO necesita ser medido diariamente -

5. Exposición de marca

La marca también es una parte importante del SEO, por lo que siempre tiene que ser incluida. ¿Qué sería de nosotros sin las marcas?

Si no posicionamos nuestra marca vamos a tener dos problemas. Por un lado, una guerra más complicada por aquellas keywords que traen tráfico, y por otro, porque una vez que alguien nos ha encontrado por una keyword, siempre va a decidir volver a nosotros por quiénes somos.

Además de que, por supuesto, nos va a ayudar a saber cómo esta nuestra reputación. Por todo esto es por lo que es necesario tener una buena presencia en las SERPs para nuestra marca. Hacer embudos multicanal con palabras claves orgánicas de marca y no marca nos dará muy buenas ideas sobre la forma en la que las visitas van y vienen de nuestra página web.

6. Enlaces Externos

El Link Building aún no ha muerto, ni tiene síntomas de que lo vaya a hacer próximamente, por lo que la cantidad de enlaces que recibimos va a influir en nuestra autoridad y afectar al ranking de posicionamiento. El impacto puede ser tanto positivo como negativo, por eso es uno de los factores que más hay que cuidar cuando empezamos una estrategia SEO.

Además de resultar naturales, tienen que cubrir temas relevantes de nuestra página web, de manera que demostremos ser líderes del sector. Cuanto mayor sean los enlaces de calidad, más fuerte será nuestro sitio web.

7. Dominios externos que nos enlazan

Que nos enlacen diez páginas de un solo dominio puede ser sospechoso, mientras que nos enlacen diez dominios diferentes puede hacer que ganemos autoridad como referentes, con el añadido esta vez de prestar mayor importancia al dominio antes que a las páginas. Todo esto siempre y cuando esos dominios lo sean para los motores de búsqueda ;-)

8. Enlaces Internos

Entendemos los enlaces internos como vínculos entre las propias páginas de nuestro sitio web, es decir, Link Juice.

Por ejemplo, si escribimos sobre un tema, es importante enlazar a otro recurso complementario de la misma temática, y cuya relevancia es grande. No se trata de enlazar páginas entre sí sin sentido alguno, sino que tiene que haber una coherencia y una estrategia de distribución para decirle a Google qué paginas queremos que rastree con mayor frecuencia.

A modo de resumen: por un lado, distribuiremos autoridad y mejoraremos la experiencia de usuario, y por otro, haremos que Google rastree el sitio de una forma más fácil y mejor, consiguiendo una mayor indexación y empezando a mostrarnos en más consultas de búsqueda, tal y como hemos visto anteriormente.

9. Enlaces a paginas web externas

Aunque hay quien asegura que es una mala práctica, ya que puede estar considerada como regalar parte de nuestra autoridad SEO, lo cierto es que puede tener un impacto positivo en el ranking de resultados. La razón es muy sencilla, puesto que Google quiere clasificar las páginas webs que proporcionan valor a la persona que las busca.

Si nuestra página web es el centro de información sobre un tema especifico, significará que hacemos referencia a los diversos recursos que cubren esas necesidades de los usuarios, siendo por lo tanto contenido de valor para ellos.

Sin embargo, se trata de una táctica que hay que cuidar, puesto que por un lado no queremos que nuestras visitas se vayan de nuestra web, pero por otro, queremos proporcionarles los recursos necesarios cuando sea apropiado.

Entendiendo estas métricas y poniéndolas en práctica seremos capaces de optimizar nuestra estrategia de contenidos para obtener un mayor ranking de palabras claves específicas, así como descubrir nuevas oportunidades.

Porque siempre es importante tener una referencia… Go, go, go!