17 tipos de publicaciones de marcas en Facebook que funcionan

A veces da la sensación de que todo está hecho en Facebook y súper trillado. Aprendamos de ello y mejorémoslo. ¿Listos?

Los contenidos que vemos que funcionan en RRSS en general y en Facebook en particular, ¿por qué lo hacen? ¿Por modas? ¿Hay algún tipo de contenido que funcione especialmente bien?

Vamos a hacer un repaso por algunas marcas que están presentes en Facebook y vamos a elegir la/s publicación/es con más éxito de su página de los últimos tiempos. Así, veremos tendencias y, en particular, tipos de publicaciones que funcionan mejor en términos de interacciones y/o engagament, en este canal con ejemplos reales.

¿Preparadas/os?

Relacionado: Consejos para postear con éxito en Facebook

Cosas que las marcas ya hacen y que -a juzgar por los resultados- deberían hacer más

1. Aprovechar la actualidad

2. Conectar temas potentes con el equipo humano de detrás

3. Enseñar (si pueden)

4. Hacer pensar

5. Preguntas que dan ganas de contestar

6. Alianzas afortunadas del spot en TV a las redes

7. Selección de esenciales

8. Regalitos

9. Mensajes en el producto

10. Concursos molones con premios súper molones

11. Frases ad hoc

12. Call to action (atractivos)

13. (Buen) contenido generado por el usuario

14. Descuentos, ofertas, precios (interesantes)

15. La nostalgia de lo vintage

16. Cosas innegables

17. El humor

Conclusiones

  1. El contenido generado por el usuario sigue siendo crucial, sobre todo si está bien orientado y conectado con la esencia de lo que es e implica la marca.
  2. No utilicemos siempre el mismo tipo de recurso: imágenes, links, vídeos, etc. Hay que diversificar formatos o estamos perdidos.
  3. ¿Utilizas los destacados en tu página? Hazlo. Que todas tus publicaciones sean uniformes, solo visualmente, resulta cansado. Y eso no invita a querer más.
  4. Ofertas, descuentos, concursos, producto… Habla de tu libro pero hazlo bien, no te pases hablando de ti (equilibra la medida en que lo haces, sé sutil, elegante, agradable, haz reír, etc.), sobre ofertas y descuentos: si son interesantes (de verdad) habla de ello, si no, evítalo: si sabes de entrada que es malísimo no va a funcionar en Facebook por ser Facebook. Recuerda que el producto da mucho de sí: sácale partido, los mensajes en él funcionan (si están bien pensados y planteados).
  5. Frases. Que sí, que sí. Que las frases molan y en Facebook más (si cabe) pero utiliza frases que conecten contigo, ponles tu toque, hazlas visuales y molonas y se compartirán y funcionarán el triple de bien.
  6. Si llamas a la acción, asegúrate de que tiene sentido pasar a ella, si no, ahórratelo. Las preguntas igual: si preguntas algo que tenga sentido, que apetezca contestar. Remítete también a la experiencia con tu comunidad. Hay comunidades que directamente hablan poco al pedírselo directamente y lo hacen cuando quieren y solo cuando quieren: no fuerces.
  7. Casi todas las alianzas son buena idea. Si has triunfado con una alianza en TV con un famoso, aprovéchala y exprímela todo lo que puedas. En Facebook (dependiendo del famoso) puede ser aún mejor el resultado. Si tienes algo que ver con un tema potente como puede ser el fútbol, por ejemplo, en un momento en el que es actualidad, aprovecha.
  8. Cuando haces pensar siempre es bueno. Facebook es un medio muy lineal en el sentido de que tenemos la sensación de deja-vus constantes y con las marcas igual. Hacer pensar siempre supone un antes y un después (para bien).
  9. Hasta los recursos más utilizados de la historia dan juego, solo hay que saber darles una vuelta: se puede felicitar el día de algo el día de no algo siempre con un guiño diferente y mezclando recursos como el humor y conectando con tu marca el mensaje.
  10. Cuida los detalles, una foto pixelada, una errata o falta, un espacio extra, un guiño de más o uno de menos, etc. cualquier cosa puede hacer la diferencia (para mal). Y es más sencillo de lo que parece. Esto no significa no cometer errores sino saber subsanarlos a tiempo -lo antes posible-. Para esto viene muy bien duplicar o triplicar revisiones e implicar en el proceso a más de una persona.
  11. Si tu producto da mucho de sí y puedes hacer muchas cosas con él, no lo digas, enséñalo.
  12. Recuerda cómo eras y cómo eres, y haz que los demás lo hagan: lo vintage está de moda. El equivalente a publicar en tu Facebook personal una foto de cuando eras peque.
  13. Si eres un destino turístico, explota uno de tus máximos activos y aliados: quienes te adoran desde dentro, los mejores embajadores son quienes nacieron en el lugar que vendes. Cuenta con ellos en tu estrategia.
  14. Si haces reír, ya tienes casi todo el camino hecho :)
  15. Pagando una publicación llegas a más gente pero no te garantiza engagement. No hace falta para hacerlo bien, aunque siempre ayuda.

En definitiva, como última conclusión, y quizás, más importante, no todo está tan trillado como creíamos. Hay huequitos para hacer cositas nuevas y sobre todo para sacar partido a los recursos que ya se llevan utilizando desde tiempos inmemoriales (hasta donde se remonta el origen de las marcas en Facebook y del propio Facebook que -aunque parezca extenderse hasta el infinito-, no es tanto).

Seamos más críticos con nosotros mismos y hagamos de nuestra página de Facebook un escaparate que nos defina y no algo que, un día llegues y te preguntes algo así como: pero, pero, pero, ¿a quién se le ocurrió/en qué momento se nos ocurrió hacer algo así con nosotros mismos?

¿Se te ocurre algún tipo de publicación de Facebook con éxito a mencionar? Cuenta, cuenta :)

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post