Checklist: 7 puntos a revisar antes de lanzar una nueva web

En la mayoría de casos una buena planificación previa y ser metódicos a lo largo de las fases de desarrollo de una web, pueden reducir el tiempo de lanzamiento y evitar problemas que pueden surgir en fases avanzadas en las que difícilmente suele haber vuelta atrás.

Puntos a revisar antes de lanzar una web

Ten claro el objetivo de la web

Lo mismo. Todo el mundo tiene clarísimo que quiere una web, pero luego tu cuñado hace la web para su empresa de fotografía para eventos, y resulta que no ha puesto la dirección ni el número de contacto. ¿Qué objetivo cumple esa web entonces? ¿Para qué te sirve?

No siempre va a ser captar clientes, pero tienes que tener claro qué necesidad buscas satisfacer en el usuario con tu web, qué intención quieres que tenga al visitarla, y qué acción quieres que realice tras verla.

Plantea la experiencia del usuario (diseño (que sea funcional), tono…) siempre en función del objetivo.

¿Qué elementos va a tener y por qué?

Todos los elementos tienen que tener un sentido en tu web. Si no cumplen una función, están haciendo que la página tarde más en cargar, están distrayendo al usuario y no te están aportando valor.

Si incluyes un elemento en tu web, piensa 2 veces: ¿Añade valor al usuario? ¿Hace que mi web cumpla mejor su función? Si ves la respuesta claramente, ponlo, pero si suena a algo así como bueno, un slider queda bien siempre porque es…. bonito… ¿no?, entonces date una bofetada y busca una solución diferente.

Testea desde el minuto uno

Se ha dicho por activa y por pasiva, pero quién no ha oído: No te quiero enseñar la web porque aún no está terminada. ERROR. Así, en mayúsculas. Comenta la web cuando es una idea, cuando tienes un dibujo en una servilleta, enséñala cuando tienes el diseño en photoshop y tuitea la primera plantilla en html que cuelgas.

sketch

Durante todos estos pasos vas a poder aprender lecciones valiosas que son sencillas de corregir en los primeros pasos, pero casi imposibles cuando tienes la web finalizada.

Por ejemplo, una herramienta muy buena para esto es Verify o Notable, dos de las herramientas web que usamos para optimizar nuestros proyectos web.

Tú no eres el usuario

No todos tus usuarios son como tú. Posiblemente sepas más que ellos, sean menos benevolentes con tu web o producto, y tendrán dificultades en cosas que a ti te parecerán obvias. De hecho, no existe el usuario medio, y lo ideal es tener claro que la web tiene que estar dirigida y adaptada a su público, teniendo en cuenta su nivel como usuario de internet, el vocabulario que utilizan o los estándares a los que están acostumbrados.

Una buena práctica consiste en crear buyer personas que te puedan dar una pista sobre la experiencia y el comportamiento de tus usuarios al llegar a tu web.

Prueba con usuarios reales

El test real con usuarios es otra herramienta de tremendo valor: sienta a algún familiar o amigo en una silla, y pídele que realice algunas de las funciones que esperes que lleven a cabo los visitantes de tu web, deja que hable en voz alta y no influyas sobre él. Espera a ver qué dificultades encuentra, o qué consejos puede darte.

Si todo va bien pero dice que le gustaría más el fondo en rosa, ignóralo (a menos que 9 de cada 10 usuarios quieran vomitar al ver el color de tu fondo) pero si ves que tiene un problema real encontrando cierta información o realizando una acción concreta, entonces puede que necesites cambiar el origen del problema.

Una buena herramienta para esto es UserTesting.com

No escatimes con el hosting

Después de poner toda la ilusión del mundo en tu nueva web, no la tires a la basura alojándola en un hosting barato. La velocidad es clave en la experiencia que tendrán tus usuarios en tu web, por lo que no escatimes con el hosting e intenta buscar una opción que te ofrezca el mejor rendimiento posible.

El mantenimiento es obligatorio

Ten siempre en cuenta que debes mantener y optimizar tu web. No es simplemente hacerla y ya está, total, la información de contacto no cambia, ¿no?. Tomate muy en serio que tu web, aunque hoy en día haya mil canales para encontrarte, es un canal más para vender tus productos y/o servicios. Revisa constantemente que todo funciona, actualiza tu gestor de contenidos a menudo, comprueba que tu servidor funciona perfectamente, que los emails de tu formulario llegan, etc.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post