Qué hacer para mejorar el engagement de
mi comunidad

Hablar de certezas en Social Media es no tener mucha idea. Por lo menos si esas certezas son a largo plazo. Estaría bien plantearnos algo para empezar, ¿acaso hay algo tan cierto y rotundo en la vida que no cambie en ningún momento?

También, muchas veces, las certezas maduran y cambian de matiz (y de todo). No siempre se mantienen idénticas a como las conocimos, intactas, como si el tiempo ni hubiera pasado por ellas ni hubiera querido saber nada de ellas. Y eso es buena señal. Eso significa que, lo que tenemos entre manos, sea lo que sea, es de todo menos estático.

Las certezas cada día menos ciertas respecto a “lo que hay que hacer” afloran en mi día a día profesional. Un buen ejemplo de ello lo conforman la corrección gramatical y ortográfica que se le atribuye siempre a los profesionales de las comunidades. Ni tanto ni tan calvo.

Tip

La corrección con medida. Esto es: no es plan de empezar a escribir ‘como si fueramos Niños de trehs añohs’ (y me ha dolido más a mi escribir esto así, que a vosotros leerlo, os lo aseguro), pero que cambies un ‘mirad’ por ‘mirar’ aun a sabiendas de qué es lo correcto y qué no, no va a influir en negativo, al contrario. Somos humanos, lo raro es que seamos correctísimos.

Eso sí, esto es aplicable a cierto tipo de comunidades. Seguramente hacer esto en cuentas que tienen que ver con economía o información, o cualquier cosa que inspire corrección y de la que se espere absoluta corrección, esto aplica de manera diferente por lo que muy probablemente el resultado no coincida con lo esperado. En estos casos, y a pesar de los pesares, tampoco se trata de ir siempre a por el 100% en corrección, pero sí como tónica).

Hay comunidades y comunidades. En algunas lo que se espera de ellas y suele recibirse a bien es la humanidad y naturalidad a granel y no ese tipo de corrección que roza lo artificial. Por ejemplo: las comunidades de mamás. Buscan realidad, casos y vivencias reales, la primera persona: las cosas como son, sin edulcorar.

Tip

El #antipostureo es una tendencia al alza . Al menos en esto de la gestión de comunidades. Esto significa señores, cometer algún error de vez en cuando, conectar también así y a esos niveles con nuestra comunidad nunca resulta negativo: al contrario.

Otro aspecto que parecía claro como el agua y que ya no lo tengo tanto es que humanizar cuentas siempre es malo. Tanto es así, que he comprendido que puede ser maravilloso y a nivel engagement muy beneficioso.

No me refiero a centralizar todo en un personaje que haya sido creado ad hoc. Me refiero a una persona sí, de carne y hueso, que puede ser perfectamente el cliente. Y que sea el que, personalmente, lleve las riendas de sus canales. Nadie puede hacerlo mejor que el que más sabe del tema y #esoesasí.

Y si además su comunidad le pone cara nombre y apellido, no se puede pedir más. No olvidemos cómo son las redes, su naturaleza fuera del marketing y cómo las usamos. Cuanto menos ignoremos este detalle y más y mejor nos adaptemos a ello, más y mejor será el éxito al que podamos aspirar.

Tip

Pongámonos nombre y apellidos si hace falta, y si es viable claro. Cada caso es un mundo, en esto también. Y seamos ‘Perico el de los Palotes’ en lugar de ‘Palotes’ a secas. Siempre mola más cuando nos dirigiamos a alguien a quien, como a nosotros, les inscribieron en el registro con nombre y apellido que a una marca cuyo nombre lo decidieran de otra forma y con otros fines, etc. (Ojo: esto es relativo y depende del caso).

La realidad. Ese elemento que a veces (por no decir casi siempre) sentimos que escasea en redes sociales, es lo que le da ese plus que revaloriza cualquier acción en éstas. Está claro.

Tip

Quitémonos los miedos, las máscaras y todo el photoshop y filtros de encima. Hasta los que nos auto-obligamos a tener, y me refiero incluso a los sentidos más metafóricos del tema. Ser nosotros mismos con todo lo que ello conlleva no es malo. Al contrario. Y el aceptarnos tal y como somos, con postureo incluido. Hay postureos muy divertidos y que causan simpatía y hacen que nos sintamos muchos, y en muchos aspectos, identificados. Como estos ejemplos de postureos viajeros. No deja de ser una forma de llegar y conectar con otros.

Hacer un contenido y compartirlo tras haberlo hecho nosotros mismos ofrece mucho más que investigar y recopilar sin haberlo probado personalmente. Aunque sea más cortito, sencillo y con muchos menos palabros. Es infinitamente más valioso.

Tip

Contenido DIY, pero de verdad. Y no me refiero a manualidades. El contenido que creemos (o gran parte de éste) deberíamos experimentarlo por nosotros mismos. Y luego hablar de todo lo que nos parezca sobre él, de forma que haya opinión, que no se quede en un mero reproducir sin tener ni idea, en la medida de lo posible. Esto pasa en muchos casos y resta valor siempre.

Mucho lirili y poco lerele. De esto se le viene acusando a las redes sociales desde hace tiempo. Que la gente siempre prefirió hablar más y hacer menos es un hecho. En offline igual. Pero lo cierto es que hay cosas que pasan y que desmienten este punto. Por ejemplo una muestra de solidaridad como con este caso de un niño, Mateo, que necesita una donación de médula.

Tip

Creamos más en la gente. No todo es lo que parece. Pero si alguien dice algo no tiene por qué ser siempre solamente un decir. Dejémonos sorprender, estemos abiertos a ello. Demos siempre una oportunidad, tiempo de aprender de ellos siempre habrá.

La sencillez absoluta unida a la naturalidad total son dos factores claros que funcionan como cabezas visibles en esto del éxito Social Media. Un claro ejemplo de una estrategia social media brillante: el caso Oreo.

Tip

Innovación. El ejemplo Oreo es claro sobre qué poco hace falta para ser diferentes y hacer las cosas bien. El dar un toque de cariño y buen rollo a lo que hacemos a diario marca la diferencia. Y no cuesta nada. Bueno, sí, tiempo, pero esto es una inversión.

Si quieres tener más fans y mejores, y que la calidad del engagement con tu comunidad mejore notablemente empieza por cosas tan básicas como las de estos tips. Si hacemos las cosas bien, todo llega solo. Y con maletas.
La pregunta del millón es: ¿Es tan difícil?

*Todo lo que he comentado en este post es fruto de mi experiencia profesional. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia mi visión subjetiva de las cosas ;)