Qué puede enseñarte un agricultor sobre comercio electrónico, la historia de
Ricardo Lop

Panadero/agricultor reconvertido en comerciante virtual, padre de mis hijos y feliz marido.

Así reza la bio de Twitter de Ricardo Lop, un genial descubrimiento del último Inspiration Day que organiza Womenalia todos los años.

¿Cómo es que un panadero/agricultor nos puede enseñar las claves del comercio electrónico? Falta aplicar más sentido común a nuestras estrategias y la gran mayoría de las veces no nos damos cuenta que con pequeñas cosas podemos marcar una gran diferencia.

Perseverancia

“Nos costó 3 años ganar más de lo que perdíamos”

Si piensas que vas a hacerte de oro nada más empezar estás equivocado. Puede que des el pelotazo, pero la realidad normalmente estará en que tengas que dedicarle muchas horas para poder conseguir resultados.

No solo existe el cliente

No solo tienes que preocuparte de tener contento al cliente, sino también al proveedor y al banco. Ellos son una parte vital del éxito de tu tienda.

Elimina todas las trabas posibles

En compra online todo son trabas, desde la velocidad de carga a tener que rellenar datos que no se necesitan para nada. Al final, la clave del éxito en una venta online está en la simplicidad y en el sentido común.

“Al que quiere pagar hay que dejarle pagar, aunque sea con trigo”, “Si te compran en kazajistan, para que quieres su telefono, ¿le vas a llamar?”

  • No pidas más datos de los necesarios
  • No pidas que se registren tus usuarios para todo
  • Ofrece ayudas visuales (un carrito en el botón de comprar hará que los que no entienden que significa “Comprar” sepan cual es el botón mágico)
  • Usa todos los métodos de pago posibles. “Es que cobra más comisión. Pues nada, cóbrale un poco más y ya está”.
  • Deja que puedan comprar desde cualquier país
  • Permite cambiar la moneda de tus usuarios para que no tengan que pensar cuanto cuesta el producto
  • No pongas campos obligatorios salvo los estrictamente necesarios

¿Ha pagado? Eso es lo importante

No te hagas la propia competencia

“La mayor competencia somos nosotros mismos. No poníamos la espada del Señor de los Anillos porque no me gustaba a mi, y tras muchos meses, cuando me convencieron a ponerla, al cabo de poco tiempo empezamos a vender un montón”

Muchos creen saber cuáles son los productos que mejor funcionarán en su tienda pero la verdadera realidad es que la certeza solo te la dan los clientes, no tus percepciones.

El posicionamiento en buscadores es clave

A base de meter contenido y a base de meter cultura sobre nuestros contenidos conseguimos ser primeros para muchas búsquedas. La clave está en poner contenido interesante, útil y sobre todo, ORIGINAL.

Nunca el SEO estuvo tan bien explicado: originalidad, naturalidad, contenido interesante y útil. Son las claves de una buena buena estrategia de marketing de contenidos que ayudará de una forma radical al SEO y a mejorar tus rankings.

Si tu contenido interesa y aporta valor al usuario, se compartirá, y al compartirse, conseguiremos links que nos ayudarán a mejorar nuestro posicionamiento.

Marketing de guerrilla: barato y eficaz

La creatividad es clave y no puede faltar en nuestro plan si queremos obtener resultados. Hay miles de cosas que podemos hacer de forma muy barata o incluso muchas veces gratis y como estamos inmersos en el día a día, no paramos a pensar y generar acciones con las que conseguir relevancia.

Ricardo y su equipo hicieron una web que se llamaba “Apadrina un congresista torpe” y la hicieron para denunciar que los congresistas perdían los ipads, iphones, etc. Se trataba de dos muelles que se ponían en el pantalón para sujetar el ipad, así no lo podían perder. En la web, comprabas el producto y ellos se encargaban personalmente de dárselo al diputado en concreto que tu elegías en la página y con el mensaje que querías transmitir.

Total, que con dos perras y media, hicimos una polvareda de retuits y menciones en redes sociales y en periódicos que si la hubiésemos tenido que pagar nos hubiese costado un dineral

Simplemente genial, esto es otro ejemplo más de que con poco se puede conseguir mucho, solo hay que tener imaginación.

Y a continuación os dejo con la genial ponencia de Ricardo, no te la pierdas, no tiene desperdicio.

Y por cierto, ¿cuál es su web? Pon cuchillos en Google y la primera que sale.