15 razones por las que una infografía funciona

infografia-funciona

Mires por donde mires y busques por donde busques, ya sea de manera online u offline, la información visual no para de reclamar nuestra atención. La infografía nos ayuda a conseguir que esa información visual sea más efectiva.

La infografía, nos ayuda a comprender complejos procesos o gran cantidad de datos en un simple vistazo. Hace que el mensaje más complejo se convierta en un esquema sencillo que nos permita una rápida comprensión.

Por ello, se ha terminado convirtiendo en uno de los principales métodos para crear y visualizar contenido de forma sencilla y rápida. Sin duda, es una forma de generar contenido, ilustrar una noticia o simplemente dar una información de una manera diferente, pero….

¿Por dónde empezar?

  1. Recopila información. Es el primer paso, así que antes de ponerte con el diseño, recopila todos los datos que quieres mostrar en la infografía. Nútrete de recursos que te sirvan para obtener todos los datos que necesitas.
  2. Encuentra el sentido que le quieres dar. Tu infografía ha de ser especial, respirar como tú respiras y hablar tu idioma. Una infografía aburrida empieza por tener datos aburridos. Encuentra esa “gran historia” que quieres contar y que quieres desgranar.
  3. Crea una jerarquía. Fija prioridades, busca datos y piensa qué objetivos quieres fijar. El objetivo principal, será el auténtico eje de organización de la infografía.
  4. Haz un wireframe. Una vez lo tengas todo atado y más que atado, piensa cómo quieres representarla. Haz una estructura sólida, selecciona los datos y hechos más interesantes y colócalos según una jerarquía determinada. Después, construye una representación visual de la información.
  5. Elige un formato. ¿Cómo quieres representar la infografía?, dale tu propio enfoque y piensa en la mejor forma para contar lo que quieres mostrar. La forma de tu infografía depende de ti, pero en este post encontrarás varios ejemplos que podrán servirte de inspiración.

¿Por qué funcionan realmente las infografías en una estrategia de contenidos?

  1. Se adaptan perfectamente a cualquier forma y diseño de visualización. Podemos utilizarlas tanto en medios tradicionales, como en digitales. Permiten millones de formatos y eso, las hace ser mucho más atractivas, ya que se adaptan a la perfección a los nuevos medios y a los dispositivos que usamos para consumir información.
  2. Hacen que nuestro cerebro procese mejor la información, ya que simplifican ideas complejas, y ayudan a la comprensión de datos más complicados, gracias a imágenes que las hacen ser más sencillas.
  3. Cuando se trata de tasas de comprensión, las infografías son más fáciles de recordar que un simple texto. Funcionan un 80% más que un contenido en el que solo encontramos texto, ya que simplifican ideas complejas, y ayudan a la comprensión gracias a que desgranan el texto en imágenes más sencillas.
  4. Son fáciles de digerir, fáciles de compartir y más atractivas, nos guiamos más por compartir un contenido que resulta más visual y atractivo.
  5. Utiliza ingredientes que nos permiten estar cómodos, como ilustraciones, iconos, gráficos, diagramas o títulos, que facilitan la comprensión.
  6. Permiten procesar la información más rápidamente que otro tipo de contenidos. La velocidad con la que absorbemos la información visual hace que la infografía sea más atractiva.
  7. Sirven para explicar procesos complejos. Son perfectas para descomponer y simplificar las ideas.
  8. Favorecen el reconocimiento de marca, si se sigue una misma línea y un mismo estilo que la haga reconocible con la marca, son muy efectivas para optimizar el branding de la misma.
  9. Incrementan el tráfico web, si la infografía es de calidad y está vinculada a la web de la marca, aumentará el tráfico la misma.
  10. Se leen rápido. Entender una infografía no quita tanto tiempo como entender un texto.
  11. Las búsquedas de infografías en los principales motores de búsqueda se ha incrementado en más del 800% en sólo 2 años.
  12. Son perfectas para compartirlas en redes sociales, debido a su naturaleza. Las infografías, al igual que las redes sociales, son dinámicas, de ritmo rápido y muy visuales.
  13. Aunque parezca complicado hacerlas, cualquiera de nosotros puede hacer una infografía, y te lo explicamos muy bien en este post de cómo hacer una infografía.
  14. Ayuda a complementar textos más grandes, a modo de gráfico o de representación de la idea que estamos transmitiendo.
  15. Según 3M Corporation y Zabisco, el 90 % de la información transmitida al cerebro, es visual y las imágenes se procesan 60.000 veces más rápido en el cerebro que el texto. Y la infografía nos ayuda mucho en ello.

Ahora, ya solo te queda ponerlo en práctica, y si estás pensando en alguna otra forma diferente de crear contenido, la infografía, es una apuesta segura que funciona y que además aporta un contenido visual mucho más atractivo para el usuario.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post