Sí, soy influencer… ¿Y qué?

El mundo sin influencers no sería lo mismo. Son esenciales y fundamentales en el día a día. Si aún no eres un influencer, no te preocupes, todavía puedes serlo con estos sencillos consejos. Pasarás de 500 a 30.000 followers en un abrir y cerrar de ojos.

¿Sientes que estás desesperado por ir a los mejores eventos y comer todo tipo de canapés por la patilla? Si es así, no te pierdas nuestro súper decálogo para convertirte en un verdadero influencer, pero de los buenos.

El verdadero decálogo para ser un gran influencer

Seguro que estás preocupadísimo por ser influencer, por vivir la vida que ellos viven, por ir a eventos, cobrar por casi todo, y lo más importante, por ser reconocido en todo este mundo online. Pero… ¿Sabes realmente lo que tienes que hacer para ser un verdadero influencer, gurú y top person del mundo mundial? ¡Toma nota!

  1. Pide siempre las cosas gratis a las marcas, y si no te responden, diles una y otra vez quién eres, a qué te dedicas y lo que se pierden si no te envían ese súper regalo que tanto te mereces. Si no, tienes otra opción, bombardearles vía Twitter para que al final se cansen y te lo terminen enviando. Además así, sí que se acordarán de ti (y de tu prima).
  2. Critica siempre en la sombra, es decir, nunca menciones a quién criticas, eso no es chic y te pueden descubrir. Es más divertido si lanzas mensajes pasivo-agresivos al aire de forma desordenada y como si nada. Además así, crearás esa expectación que estás buscando y la gente te preguntará.
  3. No respondas nunca a los tuits en los que te mencionan, sobre todo, si vienen de alguien que tenga menos seguidores que tú. ¿Por qué le voy a dar las gracias, él o ella es el que debería estar agradecido por mencionarme a mí? Además…. ¡Tiene menos seguidores que yo!
  4. Ve a los eventos, pero antes de confirmar, por favor, que SIEMPRE te digan quién va a asistir y sobre todo cómo te van a tratar. Te tienes que dejar ver porque eres influencer, pero no en cualquier evento ni con cualquier tipo de gente…
  5. Compra followers, está de moda. ¿Realmente te importa quién te sigue? Seguro que no, así que no tengas escrúpulos y crece en tu Twitter de manera rápida, lo más rápida posible, porque con tus 500 followers, que lo sepas, no vas a ninguna parte. Así que sin dudarlo entra en una página de esas que ahora hay mil, y compra todo lo que puedas, cuantos más, mejor.
  6. Ten siempre una secretaria que responda tus emails, o en su defecto… ¡¡Invéntatela!! Pero eso sí, NUNCA respondas directamente tú, no es bien.
  7. Métete en conversaciones ajenas. ¡SÍ! Y sobre todo comparte tu valiosa opinión con los demás, aunque no venga a cuento. La gente que está en la conversación te lo agradecerá porque les has regalado tu tiempo sin nada a cambio, y además estás haciendo un favor al mundo.
  8. Seguir a otros no está mal, (hay que ser generoso), pero como después no te sigan…… #unfollowyadeya.
  9. Si alguien te pide un RT, pregúntale siempre siempre cuánto te paga y pásale tus tarifas.
  10. ¿Cómo es tu biografía de Twitter? No te olvides nunca de poner lo más importante. Palabras como #influencer #itgirl #topinfluencer y derivados, no deben faltar…

Llegados a este punto, seguro que ya tienes más de 30.000 followers y las marcas te han empezado a hacer caso porque ya eres ese súper influencer que estabas deseando, así que puedes sentirte orgulloso de que has cumplido tu objetivo, bienvenido al mundo maravilloso de los influencers, y recuerda, todo esto ha sido gracias a tu gran esfuerzo y a la importancia de tener un segundo apellido de lo más importante el de #autobombo, no pares de asistir a eventos, dejarte ver y sentarte a ver cómo aumentan tus followers.