El checklist definitivo para poner a prueba tus contenidos

Pensamos que escribimos bien, nos preguntamos por qué alguien no iba a querer leer o compartir nuestros posts, creemos que tenemos el mejor blog de nuestro sector y nos presentamos a diferentes premios con la certeza que vamos a ganar. Sin embargo, la realidad es bastante más dura. Escribir un blog no es fácil, nada fácil si te lo tomas en serio. Requiere investigación (mucha), requiere relacionarse, salir de casa, ir a eventos, requiere compromiso, requiere responsabilidad, requiere tener ciertas habilidades. En definitiva, no es tan fácil como solamente escribir 500 palabras. De hecho ya sabemos que el trabajo no termina cuando escribes el post, el trabajo nada más acaba de empezar cuando lo terminas de escribir. Un listado que deberíamos tener siempre en cuenta:

  • No uses demasiados tecnicismos, simplifica.

Y no lo voy a incluir pero es la clave de todo esto: ponerle cariño, tratar cada post como si fuese el primero (con esos nervios de si gustará o no) y no ponerte tú mismo trabas en el camino (si un día no puedes publicar, no pasa nada, que eso no contamine tus ganas para el próximo día). Este es mi checklist antes de publicar un post. Siempre recomiendo imprimirlo, memorizarlo, y aún así seguir leyéndolo antes de publicar un post, ¿por qué? Somos humanos y no somos perfectos, siempre cometemos algún error aunque hagamos esto todos los días.