Qué es la hibridación y cómo puede ayudarte a
idear contenidos

¿Te has quedado sin ideas para tu próximo post? ¿Has puesto en práctica todos los rituales existentes para abrir tu mente al universo de las ideas sin obtener resultados? Este post te ayudará a quemar el último cartucho.

Primera hora de la mañana, café en mano y el ordenador encendido, empiezas el ritual infalible de mirar distintas páginas web para ver si consigues inspirarte con algo. Son las 10am y aún no sabes por dónde empezar. ¿Te ha pasado? Es muy común encontrarnos con bloqueos mentales a la hora de buscar nuevos contenidos para desarrollar en nuestro blog, y más si tenemos que idear constantemente con una pizca de originalidad (cuando sabemos que ya todo está más que dicho por alguien más).

Sin embargo, existen muchas técnicas que nos permiten abrir el cerebro y mirar más allá de lo evidente. Si ya has aplicado los clásicos brainstormings, el pensamiento lateral, los mapas de convergencia y has agotado todas las ideas que te hemos propuesto para inspirarte un poco más, aquí te comparto otro modelo de generación de ideas que puede ser muy útil cuando ya nos hemos quedado sin alternativas. En este caso hablamos de la hibridación, una herramienta de ideación que nos permitirá generar un montón de ideas sin morir en el intento.

La hibridación, como su nombre lo indica, es un proceso mediante el cual unimos dos elementos de distintas naturalezas para crear uno totalmente nuevo y diferente. ¿Cómo podemos aplicarlo a nuestro día a día para generar nuevas ideas en nuestro blog? Muy sencillo, vamos a verlo con ejemplos:

Crea algo nuevo a partir de dos elementos

Podemos emplear la técnica de hibridación por agregación, que es simplemente agregar (sin llegar a mezclar del todo) dos campos totalmente opuestos del conocimiento, y que parecen estar muy alejados entre sí, para dar lugar a algo totalmente nuevo. Por ejemplo ¿Qué podríamos obtener de la unión de la gastronomía griega con el clima del Mar Mediterráneo?

graficos_andrea1

Aunque parezcan del todo muy diferentes, si hacemos una puesta en común seremos capaces de darle sentido en dos minutos: los sabores del Mediterráneo, por ejemplo, son los que dan origen a la gastronomía griega, y ahí ya tenemos un punto de partida interesante.

Juega con el contexto

Otra forma de aplicar la hibridación a nuestros contenidos podría ser descontextualizando un tema en concreto e integrándolo a un nuevo campo de acción, lo que se conoce como hibridación por traslación: imagina cómo podemos explicar el Marketing de Contenidos a un monito, ¿cómo podríamos generar nuevas ideas cambiando el escenario o el contexto?

Quizás la mejor forma de explicarlo sea utilizar dibujos y distintas frutas al monito que no sabe leer ni escribir. Ten por seguro que algo muy interesante saldrá de ese post.

Utiliza la esencia de dos elementos

Por último, puedes aplicar la técnica de hibridación por síntesis, en la cual unirás dos elementos cualquiera a través de sus elementos esenciales. Si, por ejemplo, te apetece escribir un artículo interesante sobre Instagram pero no sabes de qué hablar, primero divide el tema en sus principales características (red social, móvil, filtros, vídeos cortos, etiquetas, etc.) y luego busca otro elemento: balón (fútbol, redondo, aire, movimiento).

graficos_andrea3

¿Qué pasaría al unir los filtros de Instagram y el movimiento de un balón? ¿Podrías crear un nuevo contenido a partir de estas asociaciones? Seguramente innovarías en la forma como presentas la idea ¿Un vídeo en stop motion? ¡A pensar!

En resumen, si te falta inspiración a la hora de escribir un post, aplica estas nuevas técnicas que has aprendido de hibridación por agregación, por traslación y por síntesis para que tus contenidos se salgan de lo común y te obliguen día tras día a trabajar más la mente hacia la búsqueda de ideas que rompan con el esquema habitual.