Cómo crear contenido que de verdad
atraiga tráfico

La mejor guía que te puedes encontrar para convertir tu contenido en una estrella del pop.

Gran parte de los blogs que hoy en día publican contenido de manera regular es porque quieren obtener algún tipo de beneficio con él, ya sea mejorar la marca personal, conseguir un beneficio económico directo de él o generar leads cualificados para su negocio.

Supongamos que tú eres una de esas personas que tiene un blog, colabora en un blog, trabaja en una empresa con un blog o trabaja en un agencia que tiene clientes con blog.

La triste realidad

Yo he estado en situaciones con clientes en las que su blog corporativo no representaba apenas un 2% del tráfico total de la web. Blogs en los que se publicaban, de manera regular, de tres a cuatro artículos semanales; artículos que tenían detrás un supuesto trabajo de SEO y redes sociales con las que potenciar el artículo.

GIF Tirarse por la ventana

Efectivamente, tirarme por la ventana es lo que pensé hacer varias veces, no te voy a engañar… Pero entonces es cuando te paras a pensar: ¿por qué? Si el contenido parece de calidad y tienen una masa de fans de más de 100k usuarios en redes sociales conseguidos de manera orgánica, ¿POR QUÉ?

Entonces fue donde empezó mi camino para conseguir esto:

Gráfico visitas Google Analytics

Lo único que hice fue parar un poco las máquinas de la publicación de contenido y dedicarme a estudiar todo lo que se había hecho hasta entonces para definir bien la estrategia que se tenía que llevar a cabo cada vez que se escribiese un nuevo artículo.

Cómo escribir artículos que atraigan tráfico (de calidad)

Una táctica bastante común es crear contenido más o menos interesante e inundar las redes sociales con ello, esperando que esto genere picos de tráfico enormes. MAL.

En este artículo de Tim Soulo en Bloggerjet (de donde también robé la imagen) se apunta de manera muy acertada a por qué hay que hacer contenido “contagioso”, no sólo contenido “compartible”.

Contagious Article

Como puedes ver en la imagen, un artículo contagioso hace que el usuario que lo lea sienta la necesidad de compartirlo para que otros lo lean, lo que hace que llegue a mucha más gente.

Algo que no pasa con el otro artículo.

La cuestión está en ¿cómo escribir artículos que la gente quiera compartir?

1. Encuentra una idea que funcione

Seguro que has escuchado la canción de “Viva la vida” de Coldplay, todo un éxito de ventas en medio mundo. Pues bien, esta canción es una copia casi exacta de “If I Could Fly” de Joe Satriani. ¿Genial, verdad?.

Esto es sólo un ejemplo que se me ha ocurrido mientras escribía, pero la idea general es que la historia está llena de plagios, véase: Steve Jobs, Bill Gates, Thomas Edison o Mark Zuckerberg.

Mi consejo respecto a este tema es que encuentres algo que funcione y lo mejores.

a. Usa Buzzsumo

Si no conoces esta herramienta, te estás perdiendo una de las mejores que existen. Aunque, como casi todas las herramientas, es mucho más completa en inglés, también es increíblemente útil en castellano.

Pon cualquier palabra clave en su buscador y te buscará los artículos que más se han compartido en redes sociales con relación a esa palabra:

Buzzsumo

Como puedes ver, como norma, los artículos más compartidos con relación a las estrategias de contenidos son casi todos los que tratan sobre cómo crear estrategias de contenidos o errores a evitar en ellas.

Esto ya nos da una idea de cómo tenemos que enfocar nuestro artículo de cara a los usuarios.

b. Busca en comunidades

Otra buena manera de encontrar ideas es buscar donde tus usuarios potenciales buscan contenido, es decir, en agregadores o comunidades como pueden ser Mktfan o (en inglés) Inbound.org, que a mí es la que más me gusta.

Aquí, lo mismo: busca el tema sobre el que crees que vas a escribir e investiga un poco:

Buzzsumo

Obviamente, yo siempre busco en el nicho que me interesa (que es el Marketing de Contenidos), pero estoy seguro de que sea cual sea tu sector habrá alguna comunidad o foro de referencia.

c. Busca listados de “lo mejor”

Esto es algo que yo hago muy a menudo, buscar en Google listados con “los mejores” de algo. Sólo tienes que hacer búsquedas de este tipo en Google:

  • las mejores “palabra clave”
  • como hacer/conseguir “palabra clave”
  • los mejores consejos de “palabra clave”

Y encontrarás un montón de artículos y consejos/temas para escribir sobre lo que otra gente ha curado por ti :D

2. Mejora esa idea

Lo primero que quiero dejar claro es que una cosa es coger ideas para saber sobre qué escribir y cómo escribirlo y otra muy distinta es copiar artículos. Copiar palabra por palabra un artículo nunca te llevará muy lejos.

Lo que ahí debes hacer es coger ese o esos artículos y mejorarlos, de modo que tus usuarios no vean conexión o parecido entre ambos.

Una cosa que me encanta y que sinceramente no sé dónde leí en su momento es que, para que tu artículo se comparta, tienes que hacer que los usuarios que lo compartan parezcan más interesantes. Por ejemplo:

  • Tu artículo debe ser inteligente, para que el que lo comparta también lo parezca.
  • Tiene que tener ideas originales, para que el que lo comparta parezca que está siempre a la última de todo.
  • Tiene que ser útil, para que el que lo comparta obtenga algo de crédito al ayudar a alguien al compartirlo.

a. Investiga, investiga.

Sin duda, es lo que marca la diferencia entre un post del montón y uno que reviente las redes sociales.

“Robar ideas de un persona es plagiar; hacerlo de muchas es investigación.”

– Stephen Wright

Hasta este punto de artículo llevo más de dos semanas leyendo artículos, tomando apuntes y haciendo copia-pega de fragmentos de texto.

Tu trabajo consiste en leer todos los artículos de la temática que posicionan en el top 3 en Google, leerte todos los artículos que hayas encontrado previamente en Buzzsumo y luego crear un artículo que contenga mucho más valor que cualquiera de ellos.

b. Usa datos que te respalden

No cometas el error de escribir simplemente “esto mejorará tu velocidad de carga” o “el CTR de tus resultados de búsquedas se incrementará”.

No hay nada mejor que dar una idea respaldada con datos que confirmen que esa idea está en lo cierto para que tus usuarios confíen en lo que escribes.

Por ejemplo, en este artículo en No sin mis Cookies escribí esto:

Artículo en No sin mis cookies

Tampoco es que tengas que apoyar todo lo que escribas con datos, pero si das consejos concretos a tus lectores, lo mejor que puedes hacer es asegurarles con datos que van a funcionar.

c. Habla sobre experiencias personales

Pon ejemplos que te hayan pasado a ti, no uses solamente experiencias de terceros. Si tus lectores ven que tú has probado en tus carnes lo que estás diciendo y que tienes experiencia en ello, confiarán mucho más en ti y en tu contenido.

3. La representación visual lo mejora todo

Además de hacer que las cosas se entiendan mucho mejor con una gráfica o una infografía, es innegable que un artículo con fotos, vídeos y gifs es mucho más agradable de leer que un ladrillo que sólo tiene texto.

Pero claro, ya está empezando a estar muy visto (y cansa) lo de los artículos con unos cuantos bulletpoints con un gif en cada uno.

En este vídeo de Rand Fishkin se explica muy bien cómo usar las imágenes de manera adecuada:

He aquí un listado de lo que está hablando el amigo Rand:

  1. Fotos
  2. Visuales
  3. Gráficos
  4. Capturas de pantalla

Y no tienen porqué ser siempre tuyas, si las has cogido de otro sitio sólo tienes que darle la autoría y no quedarte tú con todo el valor.

a. Fotos

El ejemplo más claro son los blogs de viajes como El Pachinko donde, aunque las imágenes no están hechas con dispositivos carísimos, si están bien encuadradas y son bonitas. No hace falta mucho más.

el-pachinko

Si crees que una imagen puede aportar valor y además enriquecer la lectura del artículo, no dudes en ponerla.

b. Visuales

Otro ejemplo que me parece también bastante claro, en el caso de 40deFiebre, donde todas las imágenes las crean ellos siempre con su marca muy presente.

Herramientas fáciles de diseño para Community Managers

Además de enriquecer tu artículo, conseguirás que tu imagen de marca esté en todo lo que se haga en tu blog, algo que hará que los usuarios identifiquen tu contenido mucho mejor.

c. Gráficos

Seguro que has leído el nombre de Dan Zarrella de Hubspot en más de un sitio, quizás sea el gurú de los gráficos. Sólo tienes que buscar su nombre en Google Imágenes:

Graph by Dan Zarrella

No hay mejor manera de expresar datos que con un gráfico, sea el que sea. Y seguro que la herramienta import.io te ayudará un montón.

d. Capturas de pantalla

Qué te voy a decir yo de esto… Si pones un ejemplo, acompáñalo de una captura de pantalla, será lo más útil que puedas hacer :)

Hace poco descubrí la herramienta LICEcap para hacer capturas de pantalla en formato gif, y la verdad es que es maravilloso.

Captura de pantalla animada

4. Cuida un poco el estilo

Un historia puede sonar completamente diferente dependiendo de quién la cuenta. Imagínate a Stephen King redactando este mismo artículo :S

Hay mucha gente que tiene la habilidad de conseguir que un tema aburrido sea el más interesante del mundo, pero los que no tenemos esa virtud tenemos que trabajar un poco más.

a. Dale unas vueltas al título

Aunque suene a tópico el título es la parte más importante de una pieza de contenido:

  • Es lo primero que se ve cuando se carga el contenido
  • Es lo único que se muestra en muchas redes sociales (Twitter, Facebook, etc)
  • Mucha gente sólo lee el título y lo comparte sin pasar de ahí, dejando la lectura para más tarde.

Webs como Buzzfeed, BoredPanda o I Fuckin Love Science hacen un trabajo único en ese sentido, llegando a veces al amarillismo, pero consiguiendo lo que un título debe hacer: atraer la atención del lector.

La verdad es que no conozco ningún método que funcione al 100% para todo el mundo, así que te diré lo que hago yo:

  1. Abrir un nota en Google Keep para poder apuntar una idea dónde y cuándo se me ocurra
  2. Esperar siempre a terminar el artículo para decidir el título
  3. Pararme a pensar qué es lo que resuelve el artículo y redactar las preguntas a las que podría responder
  4. Enseñar a mis compañeros de trabajo los 5 que más me gustan
  5. Quedarme con dos y escribir un tuit (pero no publicarlo) con cada título para ver cómo queda

Puede que no sea la manera más ortodoxa, y seguro que tampoco la más eficiente pero, a mí, personalmente, me funciona.

b. Cuenta una historia

Por pequeñas que sean, cuenta historias en tus artículos. Aunque ni siquiera sea una historia que hile todo el artículo. Simplemente con poner ejemplos personales y quitarle el tono robótico de escritura harás que tus lectores conecten contigo.

Es la mejor manera de que los lectores sientan una emoción y se enganchen a lo que están leyendo.

Seguro que has oído hablar más de un vez de el storytelling, pero ¿qué es el storytelling?. Pues eso, contar una historia, no tiene mayor misterio… Pero tampoco dejes de tomártelo en serio.

c. Pide que se comparta

Puede parece una chorrada, sí, pero funciona. No te creerías la cantidad de gente que comparte un artículo sólo porque lo pidas.

Según Dan Zarrella, añadir “comparte” o términos similares aumenta de manera considerable la interacción en una publicación de Facebook:

Facebook shares statistics

Lo mismo ocurrirá en un artículo, si le pides a tus lectores que compartan tu contenido dándoles una buena razón, créeme que lo harán.

No añadas lo típico de “si te gusta, comparte”: hazles entender que, por todo el contenido que les das, sólo pides que hagan clic en el botón de compartir en Twitter.

d. Añade cosas tuiteables

A todos nos encantan las frases célebres, frases que nos hagan quedar como el amo en redes sociales.

¿Y qué mejor manera de hacerlo que simplemente darle un clic al botón de “tuitéalo”?

Cuando algo funciona, cámbialo.

Existe un término llamado “sound bite” (que, sinceramente, no recuerdo donde lo leí) que se refiere a la idea de saber resumir un artículo en una sola frase, de manera que sea más fácil entender la idea principal.

Probemos con este mismo artículo:

El contenido de calidad se diferencia del resto porque nos enorgullece que la gente sepa que lo hemos leído -

Creo que no ha quedado del todo mal.

5. Haz que le guste a Google

Por mucho que quieras hacer un contenido para tus lectores que sea realmente útil, no te puedes olvidar de una de las mejores fuentes de tráfico: Google.

Tampoco quiero entrar demasiado en detalle sobre la optimización SEO del contenido, pero sí que me gustaría dejar claros los conceptos básicos.

a. Escoge palabras clave relevantes

La manera más rápida de encontrar keywords relevantes y que atraigan tráfico es, una vez sepas cual es la temática de tu contenido, siguiendo los siguientes pasos:

  1. Busca términos relacionados en Google para coger ideas acerca de por dónde pueden andar los tiros. Por ejemplo, si escribo “cómo redactar contenido” en Google, me aparece esto:Cómo crear contenido
  2. Busca los términos que has escogido el Google Keyword Planner para saber el tráfico aproximado de cada uno de ellos.
  3. Anota todos los términos relacionados con los que has escogido como principales. Por ejemplo, si escribes sobre “redacción de contenido SEO” deberías añadir sinónimos y palabras relacionadas.

b. Optimiza el SEO

Una vez has elegido las palabras clave, tienes que incluirlas en los diferentes elementos de tu contenido que pueden tener influencia en el posicionamiento:

1. Título

  • ¿Cuál es la palabra clave principal de tu post?: Úsala en el título.
  • No excedas los 70 caracteres, es lo máximo que Google muestra en los resultados de búsqueda.
  • Incluye la palabra clave de tu post. Cuanto más a la izquierda mejor, sin que pierda sentido el título.

2. URL

  • Nunca dejes la URL por defecto, editarla con estas plataformas es muy sencillo.
  • Elimina artículos y preposiciones de la URL. Por ejemplo, si el título es “Cómo mejorar el SEO de tu blog” la URL debería quedarse en “como-mejorar-seo-blog”.
  • Usa guiones (-) en lugar de barras bajas (_).
  • Nunca uses caracteres extraños como acentos, eñes o interrogaciones en la URL.
  • Incluye la palabra clave en la URL.

3. Imágenes

  • Usa nombres descriptivos en las imágenes que subas, no las subas con nombres como “IMG_ 28453″. Si la imagen es de un gato durmiendo, llámala “gato_durmiendo”.
  • Añade la etiqueta “alt” en todas la imágenes. Google no puede “leer” la imágenes, por lo que identifica la imagen por el texto que la rodea o por la etiqueta “alt”.
  • Como siempre, no abuses de las keywords en los dos casos anteriores. También existe el keyword stuffing en este caso.

Y creo que con esto ha sido todo. Que no es poco, ¿no? Espero que haberte leído esta guía de 2500 palabras haya servido de algo más que para causarte dolores de cabeza.

Así que, ya sabes, si crees que ha servido de algo ¡comparte! y no te olvides tampoco de comentar.