12 Errores que no debes cometer en Twitter

Nadie es perfecto, y menos en redes sociales. Cometemos errores en Twitter y Facebook, pero como todo, tenemos que aprender a levantarnos. ¿Te suena alguno de los que te cuento?

¿Cómo utilizas Twitter? Todos cometemos errores, no hay un manual de uso para utilizar Twitter o cualquier otra red social, pero tenemos que tener en cuenta que no todo vale, que tenemos que utilizar las redes sociales con sentido. No se trata de hacer un master en qué hacer o no hacer en Twitter, sino que con un poco de coherencia, y evitando pequeñas cosas sin sentido, puedes sacar mucho más provecho a tu cuenta de Twitter.

Así que hoy, quiero hablarte de errores, esos errores comunes que seguramente todos hayamos cometido en algún momento en nuestra cuenta de Twitter… ¿Te suena alguno?

1. Seguir a la gente sin ningún tipo de criterio

¿Sigues a personas a diestro y siniestro y cuando ves que te dan un follow, dejas de seguirlas? Ésta, es la “sutil” estrategia que muchas personas tienen en Twitter. Antes de seguir a alguien, tienes que saber a quién te diriges. Busca personas que se correspondan con tus intereses, de nada sirve tener 3.000 seguidores en un mes, si esos seguidores no tienen nada que ver con tu día a día. Así, que haz las cosas con cabeza y poco a poco. Utiliza herramientas como Socialbro, Hootsuite, etc, para saber qué tipo de perfiles te interesa seguir y sobre qué temas quieres hablar.

2. No aportar contenidos propios

No te limites a retuitear ni a publicar contenidos de terceros continuamente. Ten en cuenta que este gesto, es un añadido, pero también es muy importante que crees tu propio contenido. Por ejemplo, si publicas en Twitter algún artículo de tu blog, es una forma más de llevar visitas. No desaproveches la oportunidad que te ofrecen las redes sociales, así que déjate ver.

3. No contestar a tus seguidores

Las redes sociales son conversación. Y Twitter es una perfecta vía de atención a tus clientes, usuarios, amigos, etc. Si publicas tuits, la gente te retuitea, te menciona, te contesta, etc., y si tú te quedas callado, ¿para qué estás en Twitter? Interactúa con tus usuarios, crea comunidad, y genera confianza. Si eres un simple dispensador de información y no creas una comunicación bidireccional, al final, te quedarás solo.

4. Automatizar los mensajes, ¿a cualquier precio?

Las personas hablamos con personas, no nos gusta hablar con máquinas. A veces sigues a alguien y te llega un mensaje al instante como éste:

¿Hola? ¿Esto de qué se trata? Si quieres lanzar un mensaje automático, al menos cúrratelo y que sea original. Personalízalo para que la persona que recibe ese tuit se sienta realmente único.

5. No ser constante en la periodicidad de tus publicaciones

Muchas veces nos venimos arriba y un día publicamos 20 actualizaciones, y al día siguiente nada de nada. Establece un pequeño plan de acción y un calendario donde vayas estableciendo cuántos tuits vas a publicar al día y cada cuánto tiempo vas a publicar.
Tener una constancia en tus publicaciones ayudará a que estés presente en la mente de tus seguidores.

6. Rogar y llorar para conseguir seguidores

Si realmente quieres más seguidores, publica contenido atractivo, participa en conversaciones, y muestra que realmente eres interesante y que tienes algo que aportar para que la gente tenga interés en seguirte.

7.Momento eventos

¿Publicas un tuit cada 5 minutos cuando estás en un evento? Así solo consigues cansar a tus seguidores…… Por favor, no uses los hashtags como si no hubiera mañana y contrólate. Sabemos que te lo estás pasando bien pero no hace falta que lo muestres demasiado.

8. Pedir RTs

Cada vez es más común que una tienda, una persona que tiene pocos seguidores, o cualquier cuenta que quiere conseguir algo, te pida un RT sin más, por el simple hecho de que tienes algo más de repercusión.

En realidad, el RT es efectivo cuando el mensaje que tú creas, es útil y de calidad. Esto, tampoco quiere decir que no debas pedir nunca un RT, pero siempre que lo hagas dótale de un poquito de calidad y haz que sea interesante, solo tienes que ponerle un poco de cariño para que ese retuit consiga los resultados que esperas.

9. Hablar de cosas que no debemos

¿De qué hablas en Twitter? ¿Estás en plena búsqueda de empleo? Muchas empresas una vez que te entrevistan buscan qué haces y quién eres en redes sociales. Así que cuida un poco de lo que hablas, y si quieres hablar de lo que te apetezca sin más, hazte una cuenta privada, así te evitarás problemas.

10. Cometer errores ortográficos

Enviar tuits con errores de ortografía, le resta seriedad y profesionalidad a lo que tuiteas. No te olvides de revisar ortográficamente cada uno de los tuits que publicas.

11. Usar tu cuenta para ser SPAM

Hay personas y marcas, que solamente utilizan su cuenta de Twitter para promocionar sus productos. ¿De qué sirve? Nadie quiere seguir a una persona que lo único que hace es soltar publicidad sin ton ni son. Si quieres promocionar alguno de tus productos o servicios, ofrece un valor añadido a tus usuarios, como algún descuento o promoción exclusiva para ellos. Este tipo de mensajes provoca un mayor interés, y genera un valor a tus usuarios.

12. Utilizar demasiados Hashtags

Usar demasiados hashtags es un error de lo más común. Hay quien usa tantos hashtags que crea un tuit imposible de leer. También muestra que no estás enfocado en un tema específico.

Un hashtag colocado estratégicamente es una gran manera de conseguir más repercusión en un tuit y para buscar un contenido en Twitter, sobre todo para un tema de tendencia.

A menos que utilizar más de dos hashtags sea imprescindible para ese tuit, no los uses. Piensa que a nadie le gusta leer un tuit de ese estilo que no aporta absolutamente nada.

Seguro que tienes en la cabeza otros muchos errores que día tras día ves en Twitter, así que si se te ocurre alguno más… ¡¡Cuéntanoslo!!