¿Qué es
un chatbot? ← Diccionario de Inbound Marketing

Los chatbots son programas informáticos con los que es posible mantener una conversación, tanto si queremos pedirle algún tipo de información o que lleve a cabo una acción.

Por ejemplo, hoy en día si uno quiere comprarse unos zapatos a través de Asos tiene que acceder a su web, encontrar lo que busca y comprarlo. Pero si Asos tuviera un bot, solo sería necesario escribirle un mensaje a la marca a través de Facebook y decirle qué queremos. E incluso si tuviéramos dudas acerca de las medidas de las tallas podríamos consultarle en un momento nuestro problema.

Una de las grandes ventajas de los chatbots es que, a diferencia de las aplicaciones, no se descargan, no es necesario actualizarlos y no ocupan espacio en la memoria del teléfono. Otra es que podemos tener como hemos visto en el ejemplo, integrados varios bots en un mismo chat, de forma que nos evitamos estar saltando de una app a otra según lo que necesitemos en cada momento. ¿Las principales consecuencias? Experiencias de usuario más agradables e interacciones con el servicio de atención al cliente más rápidas y sencillas. 

¿Cómo funcionan?

Los chatbots incorporan sistemas de inteligencia artificial, por lo que tienen la posibilidad de aprender sobre nuestros gustos y preferencias con el paso del tiempo. Siri o Cortana, por ejemplo, funcionan a gracias a este sistema (aunque todavía presentan un gran margen de mejora). Otros lugares en los que han estado en funcionamiento en los últimos años ha sido en chats como Facebook Messenger o en aplicaciones de mensajería instantánea como Telegram o Slack, donde los chatbots estaban incorporados como si fueran un contacto más.

Cómo construir tu propio chatbot

Aunque no tengas conocimientos en código o lenguaje artificial, tú mismo puedes desarrollar uno con herramientas como Api.ai, Wit.ai o Smooch. Alguna de estas te permiten crear sencillos chats conversacionales sin llegar a escribir ni una sóla línea de código.