¿Qué es
el SEO? ← Diccionario de Inbound Marketing

SEO responde a las siglas Search Engine Optimization (Optimización para motores de búsqueda), aunque en los últimos tiempos algunas personalidades del sector como Matt Cutts abogan más por el término Search Experience Optimization (Optimización de la Esperiencia de Búsqueda).

El SEO comprende el conjunto de técnicas con el que se persigue variar la visibilidad de una web en los resultados de los motores de búsqueda. Generalmente el SEO se ocupa de de los principales factores de posicionamiento para los buscadores: Autoridad y relevancia.

  • La Autoridad es la confianza que pone Google en un dominio. Se basa principalmente en el número de páginas y dominios que lo enlazan.
  • La Relevancia es la relación que tiene una página frente a una búsqueda dada.

Por ejemplo, la página de la casa blanca tiene más autoridad -ya que recibe más enlaces, más menciones sociales, y es una fuente más reputada- que otras páginas de temas políticos. Si se busca un contenido que está en la web de la casa blanca y otras, es más probable que aparezca la primera, ya que tiene una mayor autoridad.

Sin embargo, si buscamos contenido de otra naturaleza, como por ejemplo “Cómo se comunican las ranas”, nunca aparecería la página de la casa blanca a pesar de su autoridad. Una página sobre animales que contenga material sobre ranas tendría una mayor relevancia y posicionará mejor. Una página exclusivamente dedicada a las ranas, con artículos de gran valor sobre su comunicación, tendrá más relevancia mayor aún.

Podemos dividir el SEO en dos categorías principales:

  • On-site: Que trabaja el aspecto técnico de la web (código, tiempo de carga, meta información) y el contenido de la misma, como el valor que aporta al usuario, el diseño, la presencia de palabras clave en el texto, etc. El SEO on-site se preocupa de la relevancia, asegurándose de que la web está optimizada para que Google entienda lo principal, que es el contenido que hemos desarrollado para el usuario.
  • Off-site: Que incluye links, señales sociales, menciones y otras métricas ajenas a la web, y en general refuerzan la autoridad de la página.

Las constantes mejoras de los algoritmos de búsqueda de los buscadores están forzando una transición del mundo SEO, que está integrándose con los contenidos, la experiencia de usuario, el Social Media y la comunicación hasta un punto en el que las fronteras entre estas disciplinas se vuelven difusas.