Calendario editorial para tu blog:
cómo crearlo

El calendario editorial es una herramienta indispensable para la planificación de los contenidos de nuestro blog. ¿Sabes cómo crear un calendario efectivo? En esta guía práctica te detallamos cómo hacerlo.

Existen numerosas razones por la que necesitas un calendario editorial. Si no las sabes, ya estás tardando en hacer click en el enlace para entender por qué no puedes vivir sin él (es broma…vivirás, pero tu estrategia de contenidos probablemente no).

¿Ya lo sabes? Perfecto. Como ves, el calendario editorial nos ayudará a seleccionar los mejores contenidos para nuestra audiencia y marcar los deadlines de su publicación. Esto mejorará nuestro flujo de trabajo y, más importante aún, nos dará una referencia visual de nuestra planificación.

Una vez entendido que ésta es una herramienta INDISPENSABLE, veamos cuáles son los pasos que debes seguir para crear un calendario editorial:

1. Fija de los objetivos de la campaña

Es imposible crear ningún plan de acción si no se tienen objetivos. Tratándose de una campaña de Inbound, nuestro plan se basará en atraer nuevos leads hacia un producto u oferta concreta. Por eso, el primer paso será definir:

Estos puntos nos darán una idea aproximada de cuáles son, a priori, las temáticas que mejor encajarán en el planteamiento.

Ten en cuenta esto:

Dado que nuestro objetivo es conducir a los usuarios a través del ciclo de compra, necesitas saber qué contenidos servirán para cada fase de conversión. Definir el proceso en el orden inverso (decisión -> consideración -> descubrimiento) te ayudará a confeccionarlo de una forma más sencilla.

2. Busca las temáticas de tus contenidos

Una vez tenemos la idea del tipo de contenidos que pueden encajar en nuestro plan, es hora de buscarlos. Teniendo en cuenta las keywords orientativas previamente definidas, podrás trazar una serie de temas alrededor de las mismas que te servirán como punto de salida.

El uso de herramientas como Feedly te serán de gran ayuda para encontrar referencias de calidad. Busca entre tu colección de fuentes (deberías tener una base de referencias potente ya hecha) y selecciona aquellos topics que se ajusten a tu plan.

Otro ejercicio efectivo es buscar en plataformas como BuzzSumo aquellas referencias que más interés generado en redes sociales. Busca los contenidos que más se comparten en aquellos blogs referencia o los posts más compartidos con las keywords definidas antes.

¡Ojo! No se trata de copiar posts, sino de captar ideas de fuentes de calidad que te servirán para inspirarte y de ofrecer tu propia visión del tema.

“Los grandes artistas copian, los genios roban.” – Pablo Picasso

Con todo ello, crea una hoja excel (o cualquier otro sistema, tú eliges) con títulos provisionales de tus futuros posts y las fuentes que te servirán de inspiración.

Truquitos:

  • Busca referencias en inglés. Tendrás muchas más y (probablemente) de mejor calidad.
  • Haz una preselección del doble de contenidos de los que realmente necesitas. Te vendrá bien tener “reservas” en el banquillo.
  • Ten en mente los futuros CTAs de la campaña, pues este será el enlace entre tu contenido y la oferta. Debe haber coherencia entre todas esas piezas de contenido.

3. Selecciona los posts que incluirás en el calendario

Recapitulemos: en este punto, (1) conoces tu objetivo y una serie de keywords orientativas que te han ayudado a (2) preseleccionar, con la ayuda de fuentes de calidad, una serie de posibles temas (3) los cuáles has dejado apuntados en una hoja aparte.

Ahora es el momento de elegir los posts “titulares”, por seguir con la metáfora de antes. Para ello, afina más aún las keywords de los posts que vas a publicar. Esto te ayudará a escoger, entre los de tu primera selección, aquellos temas que puedan tener más interés y tienen más posibilidades de posicionar. Captar el mayor tráfico (de calidad, por supuesto) que podamos debe estar siempre entre nuestras prioridades.

Como ves, estamos trabajando el SEO antes de escribir una palabra. Debes saber cómo posicionar un contenido en buscadores, pero no te obsesiones con ello…

4. Ordena los posts en el calendario

Una vez seleccionados los temas, es el momento de distribuirlos en el calendario. En mi caso, utilizo una hoja de cálculo de Google Drive, lo que me permite compartir y modificar con el resto del equipo sin problemas. Puedes utilizar otro sistema si te es más cómodo: una hoja Excel clásica, un Word, un calendario de los bomberos de Madrid…tú eliges.

calendario editorial

En el calendario, deberás poner los siguientes datos:

  • Autor: ¿Quién escribe el post? Tal vez sólo existe un único autor y te puedas ahorrar este campo.
  • Título del post: Sé lo más específico posible aunque el título definitivo se lo des una vez se publique.
  • Buyer Persona: ¿A quién va dirigido? Es muy útil para determinar el tono del texto.
  • Buyer’s Journey: ¿Cuál es el objetivo del post? Ten en cuenta esto, te servirá para ir guiando al lector por las diferentes fases del ciclo de compra.
  • CTA que se incluirá en el post.
  • Keyword que ayudará al posicionamiento del contenido.
Confía en mí:

    • Ten en cuenta cuáles son los días con mayor tráfico de tu blog. Tal vez te interese aprovecharte de ello o, por el contrario, intentar nivelar el tráfico en los días restantes. Tú decides.
    • Utiliza colores para hacerlo aún más visual. Por ejemplo, marca en un color los posts ya publicados, designa con otro color los posts de cada autor o de cada buyer persona.

¡Sorpresa! Ya tienes un calendario editorial gráfico y detallado para tu blog. Como ves, todo gira en torno a la buyer persona a la que nos dirigimos, así como a la oferta relacionada de la campaña. A partir de aquí, no sólo debemos asegurarnos de que los contenidos aportan valor a nuestra audiencia. También debemos darles una difusión adecuada para que llegue a su público objetivo.

Por último, quisiera darte 2 últimos consejos:

  • Sé flexible en tu planificación: El calendario editorial es imprescindible para ordenar el plan de contenidos, marcar fechas de publicación y, sobre todo, tener una guía visual del mismo. Pero si ves que no está resultando como esperabas, no tengas miedo a modificarlo. La adaptabilidad es primordial para alcanzar los objetivos.
  • Optimiza la creación del contenido y, sobre todo, experimenta. Prueba con alguna de estas 4 reglas para hacer más contenidos, mejores y en menos tiempo.