Tasa de rebote y tiempo de permanencia en Google Analytics

¿Cómo se mide el engagement? La tasa de rebote es una de las principales métricas para medir este comportamiento. En este post te explicamos en qué consiste y cómo medirla.

Una de las reglas del SEO es que Google valora el engagement de los usuarios al visitar una página, entendiendo que aquellas más consultadas ofrecen más calidad al usuario.

Cómo Google quiere siempre ofrecer resultados de calidad en las búsquedas, por lógica las páginas con más engagement tendrán más puntos para estar posicionadas en los primeros lugares de las SERP.

¿Qué es la tasa de rebote?

Aquí tienes la descripción que da Google de la tasa de rebote:

Según Google:

El porcentaje de rebote es el porcentaje de sesiones de una sola página, es decir, sesiones en las que el usuario ha abandonado su sitio en la página de entrada sin interactuar con ella.

Hay varios factores que influyen en el porcentaje de rebote. Por ejemplo, es posible que el diseño del sitio o su dificultad de uso propicien que los usuarios lo abandonen en la página de entrada.

Asimismo, puede que los usuarios también abandonen el sitio tras consultar una sola página si encuentran la información que buscan en ella y no tienen necesidad o ganas de visitar las demás páginas.

Así que básicamente, si alguien visita una página de tu web y después se marcha sin interactuar ni visitar ninguna página más entonces esa visita ha rebotado.

¿En qué ocasiones un rebote puede no ser un rebote?

Aquí es donde las cosas se ponen algo más difíciles, así que prestad atención. Consideremos los siguientes escenarios, con dos visitantes, A y B:

Visitante A: Aterriza en nuestra página, se queda viendo nuestro contenido durante 20 segundos y se va, o bien al sitio anterior o directamente cierra la ventana.

Visitante B: Llega a nuestra página, se queda leyendo nuestro contenido haciendo scroll durante 5 min y sin hacer ningún clic en otra sección decide marcharse.

Por definición, ambos visitantes han rebotado, pero al tener en consideración el tiempo en el sitio de cada uno, vemos que mientras que el usuario A posiblemente no haya encontrado nada útil, el usuario B sí que lo ha hecho. Dos escenarios muy diferentes.

En los buscadores, a la métrica que mide esta duración de la visita se la llama tiempo de permanencia, y tiene una correlación enormemente positiva con el engagement del usuario.

Por tanto cuando se usa conjuntamente la tasa de rebote con el tiempo de permanencia obtenemos un indicador más fiable del nivel de engagement de un contenido sobre un usuario determinado.

De hecho, hay evidencias significativas de que los buscadores se están fijando en el tiempo de permanencia como un indicador del engagement:

Duane Forrester – Public Outreach, Bing:

Aunque puedas haber puesto todo tu esfuerzo y amor en crear el contenido de una página web, la calidad está en el ojo del visitante. Tiempos bajos de permanencia en página pueden indicar que no estás captando el interés del usuario.

Así que lo que deberíamos estar haciendo como webmasters, es prestar atención a los tasas de rebote, siempre complementándolas con los tiempos de permanencia.

Si encontramos contenido que tenga una alta tasa de rebote y poco tiempo de permanencia, entonces tenemos una clara señal de que no estamos dando a los usuarios lo que esperan, sin embargo un tiempo largo de permanencia puede significar que respondemos positivamente a lo que pide el usuario.

MEDICIÓN DE LA TASA DE REBOTE Y EL TIEMPO DE PERMANENCIA EN GOOGLE ANALYTICS

La manera más obvia de detectar el contenido con un rendimiento pobre con estas métricas es usar Google Analytics y aplicar un filtro a todo tu contenido.

Sin embargo, Google Analytics sólo puede calcular el tiempo de permanencia en una página si después se navega a otra dentro del propio sitio web: la medición sólo puede realizarse entre dos interacciones en la web.

Por ejemplo, si un visitante en una de tus páginas se queda por 8 minutos y 12 segundos antes de rebotar de nuevo al buscador, Google Analytics mostrará un 100% de tasa de rebote y un tiempo en página de “0:00:00” que la mayoría de webmasters interpretarán como una señal nefasta.

Aquí está la cita de Google Analytics para demostrar que esto ocurre realmente:-

Visto en Google Analytics

Cuando una página es la última que se visita durante una sesión, no hay forma de calcular el tiempo que se ha permanecido en ella porque no se ha visitado ninguna otra página del sitio después. Por lo tanto, si la Página A es la última página que un usuario visita durante su sesión, ese cálculo de tiempo no se toma en cuenta para esa vista de página.
Como puedes ver puede haber una gran diferencia entre lo que sucede en realidad y lo que te cuenta Google Analytics. Esta diferencia puede hacer que acabes eliminando contenido de tu sitio que está funcionando a la perfección.

CONFIGURAR GOOGLE ANALYTICS PARA MEDIR LA TASA DE REBOTE

Para reflejar de manera adecuada tasas de rebote y tiempos de permanencia, necesitamos trabajar sobre la configuración de Google Analytics.

Lo que podemos hacer es marcar el tiempo por debajo del cuál la sesión de un usuario se considera que ha rebotado. Nosotros pensamos que una cantidad suficiente de tiempo es 30 segundos.

Si alguien entra en una página y la abandona antes de que pasen 30 segundos es bastante posible que no haya encontrado lo que venía buscando. Por otra parte, si alguien se queda más tiempo, al menos hemos conseguido algo de engagement (ha empezado a leer o está viendo un vídeo).

Podemos ajustar este tiempo de manera muy simple añadiendo una línea de código a nuestro código de GA, en su versión asíncrona. Tenemos que añadir el siguiente código como la última _gaq.push declaration en el script:

setTimeout('_gaq.push([\'_trackEvent\', \'NoBounce\', \'Over 30 seconds\'])',30000);

El resultado final para todo el código de GA es el siguiente.

<script type="text/javascript">
 var _gaq = _gaq || [];
 _gaq.push(['_setAccount', 'UA-XXXXXXX-1']);
 _gaq.push(['_trackPageview']);
setTimeout('_gaq.push([\'_trackEvent\', \'NoBounce\', \'Over 30 seconds\'])',30000); // --additional line (function() {
 var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
 ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
 var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
 })();
</script>

Este script contará 30 segundos desde la carga de la página, y si antes no se cierra  forzará un evento para Google Analytics. Una vez que el evento ha sido activado, Analytics no contará ese usuario como un rebote incluso si no carga ninguna página más en tu sitio.

El resultado sería que deberías ver cómo bajan los tasas de rebote de tus páginas. Aquí puedes ver una foto de cuando fue añadido el código:

 

 

Ahora tenemos una manera mucho más adecuada para identificar aquellas páginas que no estén funcionando.

Para encontrar estas páginas, recomiendo navegar a: Contenido -> Contenido del sitio -> Todas las páginas, haciendo click en “Tasa de rebote” para ordenarlos de mayor a menor y cambiando el tipo de ordenación a “Ponderada”.

Esto te dará una lista de páginas de mayor a menor tasa de rebote, mostrando el número de páginas vistas. Con esta vista puedes ordenar las páginas para identificar los mayores tasas de rebote y los tiempos en página más cortos.

 

 

¿Usa Google estos datos de Analytics para el posicionamiento SEO? Matt Cutts, uno de los responsables de Google, nos lo explica en el siguiente vídeo.

 

Alternativas a Google Analytics

Desde luego, también tienes alternativas a Analytics. Woopra y Clicky tienen formas más precisas de medir la tasa de rebote y el tiempo en sitio, a través de un proceso llamado “pinging”. Aquí puedes encontrar un post sobre estas alternativas a Analytics.

También puedes probar herramientas pensadas específicamente para medir el comportamiento del usuario en la web. A nosotros nos gusta especialmente Crazy Egg, que además tiene un blog muy aprovechable.

Resumen

Debido a que es un post largo, te lo resumimos por si no tienes tiempo de leerlo entero:

  • Si alguien entra en tu página y sale de ella sin hacer clic en una segunda página, eso es un rebote.
  • Los buscadores utilizan una métrica llamada tiempo de permanencia para determinar si un rebote es “bueno” (por ejemplo: si el usuario encontró lo que venía buscando) o “malo” (si el usuario se fue de la página a los 3 segundos porque era súper cutre).
  • Google Analytics calcula la tasa de rebote y el tiempo en sitio a través de las páginas vistas. Esto significa que cualquier usuario que rebote aparecerá con 0:00:00 de tiempo en sitio, independientemente del tiempo que haya estado.
  • El registro de eventos puede ser usado para manipular la tasa de rebote y que nos muestre únicamente si el usuario se va antes de los primeros 30 segundos (el script está más arriba).
  • Existen buenas alternativas a GA para datos más precisos.