Conviértete en el rey de la reutilización de contenidos

La técnica de reutilización de contenido nos ayudará a publicar más con menos esfuerzo. Probar diferentes formatos de contenido nos facilitará la tarea de saber qué despierta mayor interés en nuestros usuarios.

La reutilización de contenidos es una práctica muy habitual si te dedicas al Marketing de Contenidos. Es más, deberías considerarla una técnica imprescindible a utilizar en tu estrategia de contenidos.

¿En qué consiste la reutilización de contenidos?

Básicamente, consiste en sacar provecho de un contenido no únicamente en el momento de su publicación, sino también a lo largo de todo el proceso de generación de nuevos contenidos.

Con ello, conseguimos con el paso del tiempo, invertir cada vez menos dedicación y esfuerzo en la tarea de búsqueda de ideas para contenidos futuros. Además, logramos reducir considerablemente el tiempo invertido en crearlos.

Es importante no confundir la reutilización de contenidos con la copia de contenidos. No estamos hablando en ningún momento de coger un contenido y replicarlo exactamente igual en otro momento. Tampoco es cambiar dos frases o eliminar un párrafo. Se trata de partir de una base que nos facilite la tarea a la hora de crear un contenido relacionado.

La reutilización de contenidos es fundamental para reducir esfuerzo y tiempo en la creación de contenido nuevo -

Esta técnica se puede aplicar a cualquier formato de contenido que podamos imaginar. ¿Por qué no crear una infografía con la información recogida en nuestro último post? ¿Por qué no crear un ebook con el contenido creado previamente para diferentes artículos centrados en una misma temática?

La reutilización de contenido no es algo exclusivo de la fase de publicación. Es bastante habitual también cuando hablamos de difusión. A lo hora de difundir contenidos en redes sociales, es bastante recomendable utilizar técnicas que aseguren que un contenido se difunda en repetidas ocasiones para que llegue al mayor número de personas posible.

En este contexto, reutilizar contenido no es publicar el mismo mensaje en diferentes momentos. Se trata de difundir la misma información, pero no con el mismo texto e imagen que lo acompañe, de forma que podamos medir qué tipo de mensajes funcionan mejor.

¿Qué podemos crear a partir de contenido ya publicado?

Tenemos diferentes posibilidades para crear contenido nuevo a partir de otros previamente publicados.

Por un lado, tenemos la alternativa de crear contenido relacionado reutilizando información de otros contenidos. Esta práctica es muy común cuando creamos artículos para un blog. Partimos de un tema ya publicado y, a partir de él, generamos diferentes alternativas de temas para futuros posts.

Y, por otro lado, podemos partir de un contenido ya creado y adaptarlo a otros formatos de contenido. Tantos como formatos de contenido encontremos.

La diversidad de formatos es muy amplia. A raíz de un post, por ejemplo, podríamos crear su réplica en formato vídeo o audio. También otros tipos de contenidos como whitepapers, webinars, checklist… Incluso preparar un curso gracias a contenidos generados previamente acerca de una temática concreta. Infografías y ebooks son otros de los formatos de contenido más utilizados.

formatos-reutilizacion-contenidos

Todo lo anterior se centra principalmente en contenido propio. Pero también es aplicable a contenido que publicamos en sitios de terceros. Podemos hacer uso de contenido publicado en nuestro dominio para crear una versión adaptada a las necesidades y al formato de la web que nos ofrece la colaboración.

Y con tantas alternativas… ¿tienen todas sentido? No siempre. En un principio, tiene sentido probar diferentes formatos y medir cuáles funcionan mejor. En base a las conclusiones que se saquen, lo más oportuno será crear contenidos en formatos que el usuario encuentre más atractivos según el canal en el que nos encontremos. No debemos olvidar que el objetivo que debemos tener en mente es cubrir las necesidades y facilitar la vida de nuestros usuarios.

A modo de ayuda, te dejamos una serie de ideas para reutilizar contenido.

¿Qué criterios he de seguir para decidir qué contenidos debo reutilizar?

Ya sabemos en qué consiste la reutilización de contenidos y tenemos una idea clara de los diferentes formatos que existen para crearlos. Ahora la cuestión que debemos plantearnos sería… ¿qué contenidos son los que tengo que reutilizar?

La respuesta no está clara. En principio, todo contenido es válido y susceptible de ser reutilizado en un futuro.

Pero cuando el volumen de contenidos que tenemos entre manos es muy grande, conviene priorizar entre unos y otros. Es interesante, entonces, fijarnos en diferentes métricas que nos ayuden a decidir por dónde empezar.

Visitas

El número de visitas que reciben los artículos es un indicativo interesante para saber qué contenidos tienen mayor aceptación. Lo ideal en este caso es fijarnos en qué contenidos son los más visitados procedentes de búsquedas orgánicas. Esto nos da información de qué temas son los más demandados por los usuarios.

Serán estas temáticas las que colocaremos en una posición prioritaria para reutilizar su contenido.

Compartidos

El número de compartidos nos da una idea de qué contenidos están resultando más interesantes para nuestros usuarios.

Basarnos en ellos para crear contenido relacionado será una opción acertada para seguir cubriendo sus necesidades.

Comentarios

Esta métrica entendida no de manera cuantitativa. Escuchar a nuestros usuarios nos puede dar ideas para crear contenido de relevancia.

Pensemos en un contenido titulado “Buenas prácticas a la hora de crear tu landing page”. Un comentario preguntando por ejemplos nos puede dar la idea para el siguiente artículo del blog: “Ejemplos de landing pages”. Sería un contenido relacionado y que tendría bastante aceptación ya que sabemos que por cada usuario que pregunta algo, hay 10 que no lo hacen (y tienen el mismo interés).

Tendencias

Mantener una actitud de escucha activa nos puede dar claves para nuevos contenidos. ¿Qué le está funcionando a otros? ¿De qué se está hablando últimamente en redes sociales?

El uso de herramientas externas (por ejemplo Google Trends) nos puede ayudar también a conocer tendencias actuales de búsqueda.

Teniendo claras las métricas, será más sencilla la tarea de priorizar los contenidos a reutilizar.

¿Cómo crear un plan de reutilización de contenidos?

Llegados a este punto, ya tenemos claros los contenidos que nos interesa reutilizar. Ahora el el momento de incluirlos en nuestro plan editorial.

Pero antes de hacerlo, con toda la información que ya tenemos, debemos preparar un árbol de contenidos. De forma que, por cada contenido, hayamos definido qué contenidos relacionados y en qué formatos los podemos reutilizar. Estos contenidos serán los que tengamos que incluir en la planificación.

Teniendo en cuenta la frecuencia de publicación y los formatos de contenido planificados, debemos incluirlos en nuestro calendario.

Aquí, la forma de hacerlo, ya dependerá de cada uno. ¿Cada cuánto tiempo estamos publicando contenido? ¿Cuál es el porcentaje de contenido nuevo frente a contenido reutilizado? ¿Cuántos ebooks/cursos estamos realizando mensualmente?

Crear un árbol de contenidos nos ayudará en la planificación de contenido reutilizado -

Compaginar los contenidos de nueva creación con contenidos reutilizados es una práctica muy recomendable para aumentar progresivamente el volumen de contenidos, disminuyendo cada vez más el tiempo dedicado ello.