Los errores más comunes a la hora de diseñar tus Buyer Personas

De los errores también se aprende. Si bien es cierto que las buyer personas son un elemento fundamental a la hora de pensar en estrategias de Marketing de Contenidos, también pueden convertirse en tu peor enemigo si no las diseñas correctamente.

Lo primero y más importante a la hora de desarrollar una estrategia de contenidos es tener claro claro quiénes son los usuarios clave de tu producto o servicio. Esta es la palanca más poderosa de tu plan de Inbound Marketing.

Las buyer personas segmentan tu contenido y son el punto de partida para destacar frente al resto del mercado. Aunque es el primer punto de un plan de Inbound y ya deberías saber cómo crear tus buyer personas, queremos destacar los errores más comunes que nos encontramos diseñando Buyer Personas.

Errores que debes evitar a la hora de diseñar tus buyer personas

1. Crear una familia numerosa

Este es quizá el más común y entendemos perfectamente que suceda. Tenemos la sensación de no saber por dónde empezar, y tampoco el target de nuestra marca nos suele dar pistas suficientes.

Aprende cómo crear tus
Buyer Personas

La quiero

Pasar de “mi público objetivo son mujeres de 20 a 50 años” a “mi público objetivo son María Fashion Victim y Luisa Ama de Casa” con sus características bien definidas, motivaciones y necesidades, no es fácil.

El truco está en priorizar. Enfócate en pocos pero bien definidos. Piensa en aquellos que compran tu producto y que son el primer punto de contacto, los tomadores de decisión por excelencia.

No olvides a aquellos clientes potenciales a los cuales quieres dirigirte y que aún no has conseguido alcanzar.

Procura no desarrollar más de tres perfiles en la primera fase a menos que sea estrictamente necesario.

2. Confiar demasiado en tus percepciones

Este es el más traicionero. Nadie mejor que tú conoce a su público objetivo (o al menos eso crees). Pensamos que conocemos al dedillo el mercado en el que nos movemos. Nada más lejos de la realidad.

Asumimos que los estudios de mercado dicen la verdad. Es importante tenerlos en cuenta, pero también es fundamental poner en duda todo lo que leemos y en tela de juicio nuestras creencias.

Tener mucho conocimiento en algo no nos libra de estar equivocados. Puede que todo lo que sepamos nos cierre la mente cuando cada vez es más necesario profundizar y validar la información.

No recurras solo a encuestas y opiniones de tu equipo de ventas, trata de rascar a un nivel más profundo.

4. Buscar el dato incorreco

Perdemos el tiempo en información que no aporta nada relevante a nuestra estrategia. Este error suele despistarnos y hacernos perder foco en lo realmente importante.

A menos que nuestros productos o servicios dependan estrictamente de variables como el género, los hobbies o el estado civil, lo cual ponemos en duda, estarás poniendo el ojo en la pregunta incorrecta.

Lo realmente prioritario será definir sus retos principales, prioridades, necesidades, criterios de decisión y sus miedos, barreras y preocupaciones. Esto es esencial para crear un Mapa de Contenidos y desarrollar tu Plan de Inbound Marketing.

5. Involucrar a las personas equivocadas

Las buyer personas deben ser creadas bajo una dinámica divergente y heterogénea, con personas de distintos departamentos, incluso con proveedores que también trabajen para la empresa.

No podemos asignar esta tarea a un solo miembro, porque vamos a tener una visión única y sesgada ¿Qué pasa con lo que piensa el resto del equipo? ¡Es igual de importante! Al impulsar procesos creativos con distintos perfiles enriquecemos en gran medida la información de nuestras personas.

Conclusión

Ya lo sabes: prioriza, enfócate y no cuentes una historia que no sea la de tu Buyer Persona. Por último, haz que el proceso sea más colaborativo. Involucra a todo tu equipo y verás como todo funcionará mejor.