Cómo aprovechar contenido antiguo en tu blog

Crear contenidos día tras día en un blog, no es una tarea fácil. Requiere de tiempo, ganas, y sobre todo de ideas. Muchas veces éstas se nos agotan, y ¿qué hacemos? no publicamos nada en el blog. ¡Error! ¿Por qué no te dedicas a revisar contenido antiguo que tienes olvidado en el blog, le das una vuelta y haces un nuevo post con él?

Si hacemos esto con los post antiguos que tenemos desactualizados, le daremos una segunda vida, y sobre todo, lo activaremos de nuevo con un contenido novedoso y que puede traernos nuevas visitas.

”El trabajo hecho con gusto y con amor siempre es una creación original y única”. Roberto Sapriza

Dos formas de aprovechar un contenido antiguo

No todo es cambiar el post de arriba a abajo. Según como sea y sobre todo de la información que contenga, podremos aprovechar un contenido de dos formas diferentes:

1. Revisa tu post y dale un nuevo giro

Seguramente que desde que escribiste ese contenido hasta hoy, tienes mucha más experiencia para hablar largo y tendido sobre el tema y sobre todo para darle un punto de vista diferente. Aprovecha ese contenido que ya tienes publicado, para darle un nuevo formato. Añade información actualizada, imágenes, infografías, listas, recopilatorios, videos, o cualquier tipo de apoyo que creas que puede ser interesante para que ese contenido funcione.

Como ves, lo único que hemos hecho es darle un giro a lo que publicamos en el pasado, ya que el contenido sigue siendo el mismo. Simplemente hemos ampliado la información y hemos sido más descriptivos para que este contenido sea más completo. Ahora es el momento de moverlo en redes sociales para que traccione de nuevo y tenga más visitas.

2. Crea un contenido totalmente diferente utilizando como base ese post antiguo

Imagínate que el post que has publicado ya no sirve para nada, y revisando estadísticas, ves que es un post al que llegan visitas pero con un alto porcentaje de rebote (es decir, el usuario entra en el post y como la información que ve no le interesa, se va). En este caso, aprovecha el mismo titular del contenido y lo rehazlo entero. Una vez lo tengas rehecho, muévelo en redes sociales para relanzarlo de nuevo.

La apuesta por el contenido evergreen

Una vez has elegido una u otra opción es importante que te fijes en que este contenido que has reutilizado, sea del tipo “evergreen” o atemporal. Para que sea un tipo de contenido que dura en el tiempo, que no se devalúa, y que aunque pasen los meses y los años, sigue siendo igual de interesante que el día en que lo publicaste.

Como ves, sin duda merece muchísimo la pena invertir parte de tu tiempo en rehacer esos posts que tienes olvidados, porque seguro que ahora desde otra perspectiva puedes darles una orientación diferente que les haga funcionar.

“No pretendas que las cosas cambien si siempre haces lo mismo”. Albert Einstein.

Además sino estás inspirado, siempre puedes echarle un ojo a nuestro post de cómo escribir contenidos cuando no estás inspirado o ver nuestro whitepaper con 14 ideas rápidas para para crear contenido cuando no estás inspirado..