Cómo desarrollar una estrategia de marketing
de contenidos

La clave del Marketing de Contenidos radica en el valor agregado que damos a nuestro usuario, pero para que ese valor sea real, es importante que les ofrezcamos siempre lo mejor y que le tratemos como único.

Empecemos por el principio. ¿Qué es el marketing de contenidos? Simplemente crear y distribuir contenidos que atraigan y conviertan a nuestro público objetivo. (y “simplemente” es decir mucho).

Como el gran Joe Pulizzi describe:

“Content marketing is a marketing technique of creating and distributing valuable, relevant and consistent content to attract and acquire a clearly defined audience – with the objective of driving profitable customer action” (Joe Pulizzi)

Marketing de contenidos es imposible sin una buena estrategia así que te vamos a explicar los pasos necesarios para diseñar tu estrategia con una serie de preguntas sencillas que te debes hacer para poder definirla con seguridad.

¿Cómo hacer una estrategia de contenidos?

Conoce tu situación actual

  • ¿Quién soy y qué hago? Analiza quién eres, qué necesidades tienes, qué tipo de productos o servicios ofreces, a qué precio, quién es tu target y qué puntos de contacto tienes con tus clientes.
  • Analiza tu competencia. ¿Qué tipo de contenido está haciendo? ¿Qué acciones y cómo se posiciona en redes sociales? ¿Cómo se comunica con sus seguidores y sus fans? ¿Con qué periodicidad publica un contenido? No te olvides de medir su volumen de seguidores y fans, los suscriptores o cualquier otro indicador que pueda ser relevante para comprender en qué mercado te mueves.
  • ¿Qué se dice de ti? Tu reputación es clave para entender cómo se valora nuestra marca o empresa en Internet, quién habla de ella y qué se habla sobre ella.

Define tus objetivos

Nuestra estrategia de contenidos debe tener siempre un objetivo (o varios). Para ello, tenemos que contestar a una sencilla pregunta: ¿Qué quiero conseguir con esta estrategia? Las respuestas pueden ser muy variadas. Generar una mayor comunidad (o más activa), aumentar las ventas, mejorar la reputación, visibilidad, aumentar el tráfico, etc.

Conoce tu target

Hazte preguntas sobre tu público objetivo: ¿Dónde está?, ¿qué edad tiene?, ¿qué le interesa?, ¿cómo encuentra tu contenido? Recopila toda esta información y una vez que la tengas, crea personas que te sirvan para entender mejor a tu audiencia.

¿Cómo crear una persona para desarrollar tu estrategia de contenidos?

crear-buyer-persona

Ponle nombre y apellidos: dótale de una personalidad.

Revisa sus antecedentes: reúne los detalles básicos, como su cargo o a qué se dedica, donde trabaja, sus hobbies, nivel educativo, etc.

Sus datos demográficos: dónde vive, su rango de edad, el género, sus ingresos…

Información personal: qué cosas le caracterizan, cuáles son sus gustos, y cómo es su actitud ante un problema o ante una situación determinada.

Objetivos: ¿qué es lo que le mueve para ser de una forma o de otra?

¿Cómo podemos ayudarle? Cómo podemos satisfacer sus necesidades y qué necesitamos para ello.

¿Qué problemas tiene? Nos ayudará a saber qué le mueve y cuáles son sus necesidades para poder satisfacerlas.

¿Qué contenidos tienes y cuáles necesitas?

¿Quieres fidelizar a tu usuario? ¿Le quieres atraer? ¿Te interesa persuadirles? ¿O buscas conversión?

Responde a estas preguntas antes de pasar a crear el contenido

¿Qué contenido quiere tu usuario?
¿Qué tipo de contenido necesitas?
¿Qué contenido tienes y puedes aprovechar? Reutiliza tu contenido y dale una nueva perspectiva.

También recuerda apostar por otros formatos, como recopilatorios, guías, casos de éxito, reviews, entrevistas, tutoriales, vídeos, concursos, encuestas, etc. Piensa que el contenido no ha de ser plano, ni siempre el mismo, porque si lo es, aburrirás a tu audiencia o conseguirás siempre el mismo tipo de tráfico.

Mapear contenidos

Una vez que tienes claro a quien te diriges, que contenido tienes y cual necesitas, debes mapear esos contenidos dependiendo de la etapa en la que está tu usuario en el ciclo de compra. ¿Es un usuario que nos visita por primera vez? ¿Es un usuario que se ha descargado un ebook, recibe nuestra newsletter y nos lee diariamente? Cada usuario es diferente y según el estado en el que se encuentre, necesita un contenido diferente.

¿Cómo distribuyes tus contenidos?

De nada sirve tener contenidos geniales si luego no aprovechamos todas las vías para distribuir el contenido y aumentar así su difusión. Publicar un contenido a través de tus redes sociales, enviar un ebook a tus suscriptores, hacer un buen call to action o enviar una newsletter personalizada son algunas de las acciones que puedes hacer para distribuir un contenido. Pero también, podemos utilizar medios de pago para promocionar nuestros contenidos en redes sociales con pequeñas campañas, banners, colaboraciones en otras webs, marketing de afiliación, etc.

¡Prueba siempre cosas nuevas!

Analiza lo que haces

Este último punto muchas es uno de los más importantes. La medición es esencial para saber si lo que hacemos está funcionando o no y para establecer próximos pasos. Tienes que medir todo lo que haces y eliminar aquellas cosas que no funcionan (y hacerlo rápido).

Ayúdate de herramientas, interprétalas, saca tus propias conclusiones, usa enlaces personalizados con acortadores de URLs, analiza el comportamiento de tus usuarios y observa qué hacen en tu blog o en tu web. ¿Cómo se comportan? ¿Le dan al botón de descarga? ¿Cuánto tiempo pasan en tu web? ¿Leen tus contenidos? ¿Cómo te encuentran?

Como ves, una estrategia de contenidos es mucho más que crear contenido y publicarlo, pensando que por si sólo puede funcionar. Nunca te olvides de que el objetivo de crear y distribuir contenidos es que atraiga y convierta a nuestro público objetivo.

Y esto es imposible conseguirlo sin una buena estrategia de marketing de contenidos.