15 trucos para escribir el título de post perfecto

El título es la parte del contenido más importante de un post. Es el factor más determinante para que una persona haga clic en tu post o no, y para que aparezca en buscadores.

Lo ideal es que desde que empiezas a perfilar el post ya estés dando forma al título, de hecho muchas veces un buen título puede dar pie a escribir un post y no al revés. Por si acaso te quedas bloqueado, aquí tienes algunas ideas para escribir un gran título para un post.

  • 1. Escribe títulos que quisieras compartir. Hay gente que comparte sin leer. Hay gente que solo va a ver si tiene buena pinta antes de leerlo, e incluso los que se lo lean no lo mirarán en profundidad. Es triste pero cierto, piensa en crear un título que compartirías si fuese tuiteado por otros, un recurso genial para tus seguidores.
  • 2. Que se entienda de qué trata el post. Si tras leer el título no sabes qué vas a encontrar dentro, más vale que cree una gran expectación, porque si no es muy difícil que la gente haga clic.
  • 3. No demasiado largo.
  • 4. Mide qué se busca: Echa un vistazo en Google Trends y Adwords para saber con qué palabras clave busca tu público.
  • 5. Usa palabras clave: Cuando tengas claro las palabras clave, utilízalas en título y URL, lo más cerca (en palabras y caracteres) del principio como sea posible.
  • 6. Céntrate: En una o 2 palabras clave por post.
  • 7. Elimina elementos innecesarios de la URL: Borra las stop words de la URL, es decir, artículos, preposiciones, y en general cualquier palabra que no refleje el contenido del post.
  • 8. Utiliza una URL genérica: Pon solo los términos imprescindibles para que si en alguna ocasión quieres reenfocar el título puedas hacerlo sin problema.
  • 9. Pregunta: Muchos usuarios tienen una duda y la plantean así en los buscadores. Además, si la duda es bastante común, empezar con Qué, Cómo, Cuándo o Dónde puede ser la mejor forma de empezar un post. Por ejemplo, ¿Cómo ser un buen blogger? o ¿Cómo saber si he sido penalizado por Google?
  • 10. Humor: Buscar un título cómico puede hacer que tu post sea percibido como algo ameno desde un principio y motive a leerlo.
  • 11. Listas: Crear listados funciona de maravilla. Pueden ser los 5 mejores recursos, 20 cosas que hacer antes de morirse o las mejores 100 citas de Crepúsculo. Las listas funcionan.
  • 12. Crea controversia: Internet tiende a centrarse en determinados puntos. Si todo el mundo está hablando de lo bueno que es el nuevo iPhone, tú puedes hablar de sus fallos, o de las mejoras que podrían hacerle, o darle una vuelta y pensar cómo lo habría hecho Jobs. Siempre da una vuelta al concepto.
  • 13. Crea expectación: Si no quieres ser descriptivo, crea expectación. Los títulos que solo dejan entrever qué hay en el interior del post pueden funcionar muy bien, pero es difícil de predecir antes de pulsar el botón de publicar.
  • 14. Implica a otros usuarios: Si escribes posts recopilando opiniones de usuarios, comparando varias plataformas o empresas, o incluso haciendo rankings de blogs o usuarios, puedes contar con la posibilidad de que esos usuarios ayuden a viralizar tu post. No lo hagas demasiado obvio, pero títulos como “las 10 mejores empresas de Social Media de Madrid” pueden hacer que ganes el clic de todos los empleados de este tipo de agencias que tengas en Twitter, y difusión en RRSS de las agencias mencionadas. En este caso la efectividad será proporcional a tu reputación.
  • 15. Sé tú mismo: Ten personalidad. El secreto de un buen título es que no lo pueda hacer nadie más que tú. Si das con la clave de cómo escribes tus posts y cómo funcionan, lo demás te tiene que dar igual.

¿En definitiva? Escribir un buen título es todo un arte, y no tiene una sola solución, sino que es más bien una combinación de factores con los que hay que aprender a hacer malabarismos, en los que el mayor reto es saber hacer caso e ignorar al SEO, y saber cuál es el momento de cada cosa.