La única fórmula del Marketing de Contenidos que necesitas: la regla de los tercios

La regla de los tercios, que es tan conocida en fotografía, la podemos aplicar fácilmente en nuestra estrategia de Marketing de Contenidos, tanto a la hora de producirlos como a la de difundirlos.

Para considerar buena u óptima una estrategia de contenidos debe existir un correcto balance entre contenido original y contenido propio. Es más importante si cabe en la difusión, donde ya os hablamos de la fórmula 4-1-1 que tan bien funciona para diversificar contenido.

La regla de los tercios tan conocida e importante en fotografía, la podemos aplicar fácilmente tanto a la hora de difundir contenidos como a la de producirlos. Veamos cómo.

La regla de los tercios: diferentes contextos

Producir contenido

  • ⅓ del contenido debe ser core de negocio: por ejemplo, si te dedicas al Marketing de Contenidos, un tercio del contenido en tu blog debería ser específicamente de Marketing de Contenidos.
  • ⅓ del contenido debe estar orientado a captación de tráfico: no buscamos hacer contenido puramente SEO pero nos interesa generar pilares que traigan tráfico recurrente y de calidad. Sin olvidar nunca que siempre tenemos que mantener el interés del usuario y focalizar el contenido hacia nuestras buyer personas.
  • ⅓ del contenido debe ser de opinión, que genere controversia, que incite al comentario, al share, al odio o al amor por ese contenido.

regla-tercios-producción-contenidos
Con esta fórmula lo que generaremos son tres de los principales objetivos que solemos tener en un blog: liderazgo a través de los contenidos (ser referente en nuestro sector), tráfico recurrente y de calidad, y comunidad.

Difusión de contenidos en Social Media

  • ⅓ del contenido debe mencionar o hacer referencia a influencers, líderes, o empresas importantes del sector.
  • ⅓ del contenido debe ser propio, de nuestro blog o de nuestro producto o servicio.
  • ⅓ del contenido debe ser natural (no se puede automatizar): diálogos con nuestros seguidores e interacciones de todo tipo.

regla-tercios-social-media
Con esta simple regla estamos balanceando perfectamente los contenidos que estamos compartiendo, generando un interés a tres niveles con el mismo peso e importancia. Esta regla difiere de la regla 4-1-1 que comentamos previamente, pero no pretende ser un reemplazo: usa la que más te guste y mejor funcione para tu marca.

Gestión de nuestros recursos

  • ⅓ del tiempo debes dedicarlo a idear, producir y optimizar contenidos (y esta sería una nueva regla: ⅓ idear, ⅓ producir, ⅓ optimizar): ojo con la tercera. No solo debemos generar contenido nuevo y original, debemos darle mucha importancia a ese contenido antiguo que ha funcionado o al que no ha funcionado. Aprovechemos los recursos que ya hemos generado para conseguir mejores resultados.
  • ⅓ del tiempo debes dedicarlo a difundir el contenido: un contenido no es nada sin una buena difusión.
  • ⅓ del tiempo debes dedicarlo a medir: medir te resolverá todas las posibles dudas que tengas: ¿qué contenidos funcionan mejor?, ¿por qué?, ¿a qué horas debo publicar?, ¿qué temáticas no funcionan?, ¿qué contenidos generan más interacciones?, etc.

regla-tercios-gestión-recursos
Normalmente dedicamos prácticamente todos nuestros recursos a producir nuevo contenido, cuando la clave muchas veces está en la optimización y casi siempre en la correcta difusión. Ya hablamos muchas veces de la máxima:

Un contenido de éxito: buen contenido (de verdad) + contexto apropiado (tiempo y canal correctos) -

Ahora solo te queda aplicarlo y ordenar tu estrategia con esta regla que resolverá de golpe todos tus dudas de pesos, formatos y distribución.