El proceso clave para mejorar la creación
de contenidos

Seguir un proceso a la hora de crear contenidos te permitirá aprender y mejorar con el paso del tiempo. No se trata únicamente de producir y distribuir contenido, es importante también planificar y analizar para ser conscientes de lo que realmente nos funciona.

Cuando te decides a crear un nuevo contenido, ¿tienes claro el proceso a seguir? ¿Estás dedicando tiempo a pensar cuál es el contenido que necesitan tus usuarios? ¿Sabes dónde y cuándo tienes que compartirlo? ¿Estás obteniendo algún aprendizaje por cada nuevo contenido que produces?

La creación de contenidos es una labor que requiere su tiempo. Y no nos referimos únicamente al tiempo que tardamos en generarlo. Tiene que haber mucho más trabajo detrás. Trabajo en planificar cuál es el mejor contenido para nuestros usuarios y esfuerzo en analizar si estamos consiguiendo los objetivos esperados.

¿Cuál es el proceso perfecto para generar contenidos?

Consta de cuatro fases que vamos a ver a continuación por separado:

Proceso Creación Contenidos

1. Planifica

Antes de empezar a crear contenido, tenemos que estar seguros de que sabemos lo que vamos a generar y por qué lo vamos a hacer.

Para ello, tenemos que tener siempre en mente dos puntos fundamentales:

  • Buyer Personas. ¿Sabemos cuál es nuestro público objetivo? Conocer bien a nuestros usuarios nos va a dar la información que necesitamos para saber cuáles son sus intereses y necesidades.
  • Buyer Journey. ¿Sabemos cuál es la posición del usuario en el ciclo de compra? Conocer la etapa en la que se encuentra nos ayudará a crear contenido específico atendiendo a su situación.

Conociendo los intereses de nuestros usuarios y sabiendo cuáles son sus necesidades específicas en un momento dado, tenemos información suficiente para saber qué contenido crear.

El 80% de tu contenido debería estar centrado en tus usuarios, mientras que el 20% podría centrarse en ti. -

2. Produce

Una vez que ya sabemos sobre qué temas generar contenidos, es el momento de crearlos siguiendo el plan que nos hayamos marcado: qué vamos a producir, quién es el encargado y cuándo lo vamos a publicar.

Desarrolla una estrategia de producción que tenga sentido para ti. Para ello, no olvides que no debes publicar sólo sobre tus productos y servicios: tus usuarios quieren respuestas y soluciones a sus problemas.

Es el momento de transformar ideas de contenidos en conversiones reales. -

3. Distribuye

Publicado el contenido, el siguiente paso se centrará en decidir dónde lo compartimos y de qué manera lo hacemos. Puede ser un gran contenido, pero si no es relevante para la persona que lo ve, no va a servir de nada lo bueno que sea.

Puedes utilizar diversas técnicas de distribución, como la fórmula del Vals.

No basta sólo con crear el contenido, hay que asegurarse de que llega a tu público objetivo. -

4. Analiza

Hay que confirmar que lo que se estás haciendo está dando los resultados esperados. ¿Por qué funciona? ¿Por qué no? Utiliza este insight para crear mejor contenido a partir de este momento.

Algunas métricas que nos pueden ayudar para medir la eficacia de nuestros contenidos:

  • Número de visitas
  • Total de leads generados
  • Número de compartidos
  • Enlaces externos que apuntan a nuestro contenido
  • Funcionamiento de contenido por autor
  • Funcionamiento de contenido por temática
  • Funcionamiento de contenido por formato

Un insight no es la solución, es simplemente el punto que nos lleva al camino de esa solución. -

5. Repite

Cada creación de contenido conlleva un aprendizaje nuevo. Lleva a cabo todo lo que has aprendido con cada nuevo contenido que has creado, y haz que el proceso sea cada vez más efectivo.

Determina qué formatos están produciendo los resultados más efectivos para tu negocio. -

Planifica, produce y distribuye tu contenido. Analiza los resultados para detectar lo que te está funcionando y repite el proceso para conseguir mejores resultados. Y cuando pongas este proceso en práctica, ¡cuéntanos tus impresiones!